Menu
RSS

Miami Herald - Christine Dolen

 Pilar Ayuso - El Nuevo Herald


Hace unas semanas iba en el metro de Nueva York un famoso cubano, gran actor de teatro y cine, intérprete de textos humorísticos y dramáticos, monólogos antológicos como La vela y El camello, cuando unos compatriotas oriundos del pueblo de Güines le gritaron: “¡Carlos Ruiz, eres tú!!!”. Y cómo no reconocer al artista tan popular en la isla y fuera de ella, con su rostro característico, de boca de gran tamaño, siempre risueña; su gran expresividad; su cabellera abundante que nunca ha visto tijeras, ni en los tiempos en que llevar el pelo hasta los hombros en su país era mal visto. No podía ser otro que Carlos Ruiz de la Tejera.

El Nuevo Herald aprovechó su visita promocional a varias ciudades de Estados Unidos para entrevistar al gran comediante de 81 años, quien traerá próximamente Cantos de amor y vida, un espectáculo de poemas, canciones y textos dramáticos. Conversar con él es un aprendizaje. Carlos Ruiz evoca un pasado lleno de anécdotas pintorescas, nos habla de su niñez, de una carrera imposible de abarcar en estas líneas. Nos cuenta su vida como si nos recitara uno de sus inolvidables monólogos.

“El ser humano cuando nace tiene fija la vocación. Yo desde el colegio me llevaba todos los premios de poesía de los actos cívicos, Los zapaticos de rosa, de José Martí, por ejemplo, que si te digo todo lo que significa, te vas a quedar loca. Los Versos sencillos no son nada sencillos. Si tú me puedes explicar qué quiere decir ‘el canario amarillo que tiene un ojo tan negro’, te doy un premio”, comenta.

“Mi mamá era una mujer muy culta, tocaba el piano, el arpa, la mandolina. Era muy delicada de salud y todo su embarazo lo hizo a base de aceitunas y vermut, por lo tanto yo nací pesando cinco libras y tres cuartos, muy largo y con la misma boca que tengo ahora, parecía una cruz en la cuna. Nadie le decía a la pobre vieja ‘qué lindo el niño’, sino ‘qué gracioso’. Pero yo tenía un don, que después, estudiando la técnica de Grotowski, en [la sala] Las Máscaras con Vicente Revuelta, que es un genio del teatro que tuvo Cuba, me di cuenta de que yo me había hecho una máscara para caer bien. Todos tenemos máscaras, aunque muchas veces no sabemos que las tenemos”, recuerda.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

logo-ENH

 

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos