Menu
RSS

Habey Hechavarria PradoHabey Hechavarría (La Habana, 1969).

Teatrólogo, profesor, padre de familia, humanista. Licenciado en Artes Escénicas, por Instituto Superior de Arte (Cuba). Master en Ciencia, por Nova Southeastern University (USA).

Crónica del XXXI Festival de Teatro Hispano (II)

Crónica del XXXI Festival de Teatro Hispano 2Habey Hechavarría Prado – www.TeatroenMiami.com

El segundo fin de semana del XXXI Festival Internacional de Teatro Hispano incluyó dos montajes para adultos con pocas conexiones, además de uno para niños. Si descontamos el ejercicio libre de la imaginación de aquellos dos, lo que no es semejanza sino cualidad, el punto de unión serían las escrituras, juguetes en tono de farsa, rendidos ante el valor de la palabra dentro del lenguaje teatral. El teatro afincado en la literatura, tan antiguo como el teatro mismo, perteneció en Occidente a la corriente clásica y neoclásica, la cual preconizó que el entretenimiento y la instrucción eran las funciones principales del arte. Después que “envejeció” a principios del siglo XIX, el neoclasicismo teatral no volvió a ser “novedad” hasta que, a mediados del siglo XX la obra de Bertolt Brecht y su Teatro Épico resituaron la dignidad intelectual y didáctica del arte dramático a las puertas de la sociedad post-industrial. Para entonces, la Postmodernidad, colofón hipercrítico de la Modernidad, devolvió otra teatralidad de la palabra bajo formas experimentales y visualidades vanguardistas. El reciente neoclasicismo, que mira al pasado con ironía y lo reproduce mezclando homenaje, parodia y epitafio, arriba a Miami en el trabajo de los grupos locales y en estas propuestas del Festival.

Los espejos de Don Quijote

La veneración hacia Miguel de Cervantes Saavedra y la nostalgia por la imaginería barroca convocó el espectáculo que la compañía española Pánico Escénico Producciones subió al escenario del Carnival Studio Theater. Durante una hora, el colectivo español desafió al público con el encuentro fantástico entre William Shakespeare y Cervantes, quizá los dos escritores más fabulosos de toda la historia literaria. Dramaturgos, narradores y poetas, el español y el inglés no se encuentran en un teatro ni en un cenáculo literario sino en una cárcel donde el futuro autor de El Quijote -a todas luces, protagonista-, ha ido a parar tras una acusación de robo. Todavía no son los genios del arte europeo sino dos autores en formación, pletóricos de aspiraciones y de deseos, a la espera del reconocimiento de su época, y, por tanto, abiertos a influencias de otras personas y otras obras. Criaturas bastante indefensas, riñen y se roban ideas mutuamente para sus futuras grandes obras, en tanto la joven Dorotea y del Carcelero les influyen y aconsejan de cara a la grandeza por venir.

Read more: Crónica del XXXI Festival de Teatro Hispano (II)

Crónica del XXXI Festival de Teatro Hispano (I)

Crónica del XXXI Festival de Teatro Hispano IHabey Hechavarría Prado - www.TeatroenMiami.com 

La edición XXXI del Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami, entre otras actividades, ofrece siete puestas en escena provenientes de distintas zonas del mundo hispanoparlante. Con un respetable nivel de calidad, la muestra de este año 2016 exhibe el trabajo de grupos provenientes de algunos países que, como Argentina, España (con dos obras) y México, no suelen faltar, tal vez, debido a la relevancia de sus respectivos movimientos teatrales. Además, el público está disfrutando de sendos montajes de Uruguay, Estados Unidos y Perú, en tanto el primero inauguró la cita estival y el segundo, país anfitrión, mantiene su doble representación. Por lo regular, se trata de espectáculos que forjan la diversión artística jerarquizando diferentes tipos de comunicación actor-espectador mediante dramaturgias heterodoxas, temas inquietantes y determinadas relaciones entre la escena y el lunetario, configuradas en algunas de las mejores salas teatrales de la ciudad. Un factor ejemplar es la exhibición inusual en Miami de obras políticas, o con explícitas implicaciones políticas, en función del disfrute y enriquecimiento de nuestro panorama y visión del teatro, al menos durante las tres primeras semanas de Julio.

Durante el primer fin de semana la cartelera abrió con tres espectáculos enfocados en el ámbito femenino. Dos de las representaciones plantearon una reflexión escénica sobre personas y realidades concretas y simbólicas del ámbito hispanoamericano. La tercera propuesta, regresa a un clásico de la dramaturgia norteamericana del siglo XX para atender cuestiones más universales pero pensadas desde la lengua cervantina que el Festival celebra. La mujer intelectual, la mujer madre y la mujer atrapada en el fundamentalismo trajeron una triada de observaciones de género en clave de denuncia. Pero lo más interesante fue que los discursos estéticos no pudieron ser más divergentes.

Read more: Crónica del XXXI Festival de Teatro Hispano (I)

El más largo viaje de Antoine de Saint Exupéry

Azul Tirreno Julio de la Nuez 18Habey Hechavarría Prado – www.TeatroenMiami.com

Varias generaciones han crecido junto a El Principito, narración del autor francés Antoine de Saint-Exupéry. Y una frase del libro ha configurado la vida y el espíritu de mucha gente alrededor del mundo: “No se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.” Sin embargo, cuando el teatrista cubano José Manuel Domínguez escribió y dirigió su obra Azul Tirreno, una producción de Antiheroes Project presentada recientemente en la sala de Artefactus Cultural Project con su colaboración, no le dio relevancia al célebre exergo de aquel relato para niños, pero no infantil. Y una razón muy sencilla consigue iluminar el enigma. Toda la obra y su representación revelan, comentan, enarbolan dicha frase que recupera una antigua máxima de la filosofía y del misticismo.

Sobre estas dos ideas, lo esencial invisible y la sencillez de la grandeza, se descubre un espectáculo dominado por la palabra, donde las imágenes mentales someten a las imágenes visuales. El punto de encuentro de un teatro para ciegos y un teatro para visionarios conquistó, para la cartelera hispana de Miami, uno de los mejores resultados artísticos en lo que va de año. Contar la vida del escritor y piloto francés, desaparecido en extrañas circunstancias sobre el Mar Tirreno, cuando debía estar componiendo nuevas maravillas literarias, fue otro logro de una hermosa puesta en escena que se ve con los oídos y se escucha con los ojos, según se decía de la Comedia Española del Siglo de Oro. Pero el mérito extraordinario, dentro de los márgenes del teatro local, estuvo en el equilibrio interpretativo del elenco, rara avis de nuestra creación teatral. Fernando Goicochea, Yerandy Basart, Juan Echeverri, Romina Musach y Belén Curiuni acoplaron diversas tradiciones actorales, a razón de un poco de construcción psicológica de personajes, algo más de técnica psicofísica y un decir escénico bastante articulado, matizado, proyectado, que integró diferentes acentos hispanoamericanos con la misma gracia y credibilidad.

Read more: El más largo viaje de Antoine de Saint Exupéry

Evocación de Hamlet

el caso hamlet 11Habey Hechavarría Prado – www.TeatroenMiami.com

Allardyce Nicoll afirmó que Hamlet y Arlequín son los personajes más conocidos de la literatura moderna. Quizá, olvidando a Don Juan Tenorio y a Fausto, grandes mitos dramáticos de la Era Cristiana, el historiador teatral británico aludía a que en la tragedia y la comedia están los pilares del teatro occidental. No obstante, el convulso príncipe de Dinamarca, eternizado por la pluma milagrosa de William Shakespeare, contiene esas dos coyunturas dramáticas y participa de ambas naturalezas. Lo anterior bastaría para coronar a Hamlet como paradigma entre dramatis personae, convergencia de las preocupaciones y ocupaciones teatrales de los últimos 500 años. Más aún, la figura shakespereana continúa provocando desde la fruición y la perplejidad características de nuestro tiempo, según demostró con eficacia, hace pocos meses en el Koubek Theater, el grupo miamense El Ingenio Teatro, uno de los protagonistas del mejor arte escénico de la ciudad.

A partir de la obra El caso Hamlet, escrita por la dramaturga y teatróloga cubana Raquel Carrió, la directora Liliam Vega elaboró una representación que acepta con valentía tres desafíos: la belleza literaria del texto dramático, el discurso laberíntico de su desarrollo argumental y el tejido de relaciones e intenciones que proclama o sugiere. El resultado del diálogo entre la obra y el espectáculo articuló un discurso minucioso en el cual cada palabra fue imprescindible. Consciente del reto, la directora montó escenas dinámicas, bien ensartadas, y apoyadas, menos en recursos espectaculares que en el histrionismo variopinto de Susana Pérez, Gilberto Reyes, Jorge Luis Álvarez, Carlos Garín y Anna Sobero. Aunque los dos primeros intérpretes obtuvieron los mejores resultados técnicos al evocar sus caracteres, el elenco, en general, se esforzó por transmitir los universos pasionales y las relaciones que hacen inolvidables a Gertrudis, Claudio, Hamlet, Polonio, Laertes y Ofelia.

Read more: Evocación de Hamlet

Carne, canibalismo y carnaval

carne julio de la nuez 19Habey Hechavarría Prado – www.TeatroenMiami.com

Bajo el título Carne, Miami Factory Theater, apoyado por Akuara Teatro en su recientemente desaparecida sala Avellaneda, emprendió una palpitante reflexión escénica. Los motivos formaron un calidoscopio temático con el dolor por Cuba, el hambre física y existencial, los delirios alrededor de la carne roja, el canibalismo más como inclinación que como desesperación, el totalitarismo en la familia, la emigración y la construcción de una condición trasnacional de agónica actualidad. El soporte argumental fue la extraña situación de una joven recién llegada de la Isla que busca renta en Miami y, sin poder escapar, termina enredada en un entramado familiar donde gobierna una madre tiránica desde el absurdo de sus reglas y su ansiedad por comer carne a cualquier precio. El modo dramático de enlazar los temas y la historia adoptó la estructura de una farsa trágica con elementos surrealistas y del teatro de la crueldad. La dramaturgia escénica reforzó en clave épica, los elementos expresionistas que anidaban en la parodia de un carnaval esperpéntico, simbólico y político. Tal sería una rápida caracterización del espectáculo que dirigió Erom Jimmy a partir del texto elaborado por él y Maykel Chávez, dramaturgo cubano residente en la Isla.

Read more: Carne, canibalismo y carnaval

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos