Menu
RSS

waldo bioWaldo González López (Las Tunas, Cuba, 1946)

Poeta, ensayista crítico teatral y literario, periodista cultural. Graduado en la Escuela Nacional de Teatro (ENAT) y Licenciado en Literatura Hispanoamericana (Universidad de La Habana). Autor de 20 poemarios,  6 libros de ensayo y crítica literaria, varias antologías de poesía y teatro. Desde su arribo a Miami (2011), ha sido ponente y jurado en eventos teatrales y literarios internacionales. Merecedor de 3er. Premio de Poesía en el X Concurso “Lincoln-Martí” 2012. Colaborador de las webs: teatroenmiami.com (Miami) y Encuentro de la Cultura Cubana (España), Boletín de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (New York), y los blogs OtroLunes (Alemania), Palabra Abierta (California), Gaspar. El Lugareño, y el diario digital El Correo de Cuba (ambos en Miami).

FOTO DuO AD LIBITUMPor Waldo González López – www.TeatroenMiami.com

Foto: Cortesía Ad Líbitum

Apenas conocí a esta inusual pareja, hace casi dos décadas ya, supe que irrumpían llegaban al mundo artístico para quedarse, gracias a su original ofrecimiento aun sin parangón en la Cuba de la nueva centuria.

   Ahora, tras su llegada a EUA, solo pocos meses atrás y su inmediato debut en New York y otras ciudades, corroboran con satisfacción que no estaban equivocados al escoger su elección de alta valía, por la calidad de sus genuinos montajes, que tales son sus ‘performances’ por su vínculo con el teatro, decisiva ‘función’ (tal la denominara el sabio mexicano Alfonso Reyes) integrada con pleno acierto a sus excelentes espectáculos gustados y aplaudidos por públicos cubanos e internacionales que disfrutan sus presentaciones.

   Por tanto, por todo, me place ofrecer al ciberlector de mi columna teatroenmiami.com su primera entrevista en Miami, en vísperas de su debut el próximo viernes 13 en la Art Emporium Gallery, de la artista plástica y profesora universitaria Vivian Pérez (sita en 710 SW, 13 Ave. Miami, 33135, La Pequeña Habana.)   

¿Por qué y cuándo nace Ad Líbitum?

-Ad Líbitum es, sobre todo, un proyecto de amor, desde el amor, con el amor y para el amor. Ya que nos une el amor en la vida como pareja y el amor por las cosas que hacemos y compartimos con la gente: la poesía, la música, el teatro, las historias.

   Y esa hermosa necesidad de transmitirle todo esto al público y hacerlo cómplice de nuestras emociones y sentimientos fue tal vez lo que nos llevó el 20 de julio de 1998 a presentarnos por primera vez delante del respetable, armados con un mínimo manojo de poemas y canciones entrelazados, por supuesto, a la manera de Ad Líbitum, es decir, en la forma que nos ha caracterizado desde ese día hasta el sol de hoy, casi 20 años después.

¿Cómo y dónde se inició?

-Cuando nos preguntan por el cómo, generalmente decimos que el dúo (y su manera de asumir el arte) surgió como una broma. Los organizadores de la Peña de Luis y Péglez, en Alamar —que es el dónde de tu pregunta— nos habían invitado a ese espacio, pero de manera independiente, es decir, a Leonel como cantautor y a María de las Nieves como poetisa para que leyera sus poemas.

   Y se nos ocurrió, como no queríamos separarnos ni en el escenario, ir entretejiendo poemas y canciones al unísono. Para nuestra sorpresa, al público le resultó muy original y agradable, tanto que de hecho nos pidieron un espectáculo más largo para el mes siguiente. Entonces incorporamos nuevos elementos ya más escénicos como la narración oral y la actuación, lo que le dio al dúo el sello que nos ha identificado durante todo este tiempo.

El dúo fusiona la poesía, la narración oral y la música, pero también la actuación, pues la teatralidad se aúna y enriquece la múltiple propuesta de ustedes. Incluso, tuvieron una temporada en el más prestigioso escenario de Cuba: Teatro Estudio. ¿De estudiantes, tuvieron experiencia en la escena?

-Siempre hemos sido grandes amantes del teatro serio, verdadero, del buen cine, de la plástica y, por supuesto, de la literatura y de la música, por cuanto alimentan el espíritu, lo que es muy importante, sobre todo en el mundo de hoy, tan jodido y banalizado a más no poder.

   Curiosamente en la misma época, sin conocernos aún y con casi 800 kilómetros entre nosotros (María de las Nieves en La Habana y Leonel en Puerto Padre), ambos participamos durante nuestra etapa estudiantil en grupos de teatro, en el caso de Leonel, también de música. Así que al parecer todo estaba predestinado, pues nuestros gustos e intereses son realmente afines y a la vez complementarios. Solo nos faltaba encontrarnos y Dios puso a cada uno en el camino del otro.

Recuerdo que en La Habana participaron en tertulias y peñas, que les abrieron el camino a la popularidad. Incluso, tuvieron una propia. Háblenme, por favor, de esa decisiva experiencia.   

-Realmente las peñas y tertulias son encuentros únicos y maravillosos, ya que, como sabes, la cercanía que existe entre el público y los artistas en esos espacios provoca una complicidad e irradia una energía muy difícil de encontrar en otro tipo de escenario.

   De hecho, como conoces, el dúo Ad Líbitum nació en una peña que hacían cada semana en la biblioteca de Alamar los poetas y periodistas Luis Hernández Serrano y Pedro Péglez y, a pesar de que uno crece como artista y actúa en otros espacios más grandes, concurridos e importantes, siempre que nos han invitado a alguna peña o tertulia y está en nuestras posibilidades poder asistir, pues lo hacemos con un inmenso placer.

   En La Habana asistimos a muchísimos encuentros de este tipo que tenían y conducían otros artistas y escritores, algunos muy reconocidos y respetados, pero con especial cariño queremos recordar la Tertulia “Añorado Encuentro”, ya que era conducida por un poeta, ensayista, crítico literario y teatral, y periodista cultural que fue, sin duda alguna (y siempre nos gusta reconocerlo), la persona que más nos ayudó en esa etapa decisiva del inicio del dúo, y quien al parecer no pierde la costumbre de ayudarnos ahora de este lado del charco. Seguramente usted sabe a quién nos referimos… Qué Dios lo bendiga y le dé mucha salud, querido Waldo, que desde antes es nuestro “padrino”.

   Y también recordamos con un inmenso cariño nuestra peña, la de Ad Líbitum y sus invitados, que mantuvimos contra viento y marea durante unos cuantos años y en varias sedes, desde la Casa Museo “Alejandro de Humboldt”, en la Habana Vieja, hasta el Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, en el Vedado. Fue una etapa muy buena, pues se creó un público muy hermoso que siempre nos siguió de sede en sede y de teatro en teatro. Muchos que comenzaron como simples espectadores, son hoy grandes amigos con quienes estamos felices de mantener la comunicación.

Por su calidad, desde su creación Ad Líbitum ha realizado varias giras internacionales. Háblenme de esta importante experiencia.

-Sí, Waldo, hemos tenido la suerte de poder llevar nuestra propuesta artística a espectadores de diversos países y tenemos una inmensa satisfacción: en todos los lugares donde nos hemos presentado, ante públicos muy diversos, siempre hemos tenido una hermosa acogida, y no sólo en países donde se habla nuestra lengua, tales como España, Venezuela, Nicaragua, Honduras, Ecuador o Costa Rica, sino en otros donde el idioma y la cultura son muy diferentes, valgan los ejemplos de Alemania o Suiza.

   Confiamos en que la magia está en la sinceridad con que compartimos y transmitimos nuestro arte. Y esperamos que siga siendo así en este nuevo, maravilloso e inmenso país que hoy nos acoge.

Escritores galardonados ambos, la poesía y la narrativa también se integra a su propuesta. Sé que han tenido no pocos lauros nacionales e internacionales…

-Efectivamente, la creación literaria es para ambos una parte importante de nuestras vidas. Una porción de nuestra creación, sobre todo poética, se ha ido integrando al repertorio del dúo, pero la mayor parte está en libros y proyectos de libros, tanto de poesía como de narrativa.

   En cuanto a lauros literarios nacionales e internacionales, Leonel tiene varios singulares, como el Premio de Décima-Mural en las Jornadas Cucalambeanas en Las Tunas, y otros como el “Espinel-Cucalambé”, el “Miguel Bruzón” y el “Espuela de Plata” de cuentos, todos en Cuba. También fue premiado en el Concurso Internacional de Cuentos “Antonio Machado”, en Madrid, España.

   Pero en materia de reconocimientos literarios las palmas se las lleva María de las Nieves, quien además de varios lauros nacionales ha obtenido un total de 11 internacionales que la convierten por derecho propio en una de las escritoras cubanas más galardonadas fuera de su país.

   Entre los premios más relevantes se pueden nombrar el “Miguel de Unamuno” de Cuento y el “Francisco de Quevedo” de Poesía, ambos en España; este último le valió ser condecorada con el grado de Gran Comendador de la Orden Literaria “Francisco de Quevedo”, con sede en Ciudad Real, lo que le valdría ser la única intelectual no española en recibir tan alto reconocimiento. Igualmente, son destacados: el “Premio Iberoamericano de la Décima”, en Cuba; el “Mercedes Matamoros”, en México; el “Tuineje” de décimas, en las españolas Islas Canarias, los premios de cuento “Encarna León” y “Hucha de oro”, también en España, entre otros.

Recién llegados a EUA, debutaron en New York y otras ciudades, en las que gustó la variada y distinta propuesta de Ad Líbitum. Por favor, cuéntenme de tal experiencia.

-Fue una experiencia, por supuesto inolvidable y esperamos que repetible. Lo primero que deseamos reconocer es el inmenso poder de la amistad y el amor común por el arte, pues gracias a ambas cosas pudimos salir de Cuba y llegar a Estados Unidos. Nuestro agradecimiento infinito a los excelentes poetas Héctor Alves y Félix García, argentino el primero, dominicano el segundo, quienes tuvieron a su cargo la realización de ese sueño. Durante algo más de un mes vivimos la experiencia de actuar en diversos lugares en Nueva York, Rhode Island y Massachusetts, donde hicimos nuevos y buenos amigos, además de los mencionados. La inmensa mayoría de ellos son escritores dominicanos de la diáspora, radicados en esos estados de la Unión, quienes nos impresionaron por su inmensa calidad literaria y humana. Como te dijimos, fue una experiencia extraordinaria que esperamos volver a vivir. Ya estamos invitados y vamos de nuevo a por ella.

Con solo pocas semanas en Miami, debutarán el próximo viernes 13 de enero en la Art Emporium Gallery (710 SW, 13 Av., Miami, 33135, La Pequeña Habana), de la artista plástica y profesora universitaria Vivian Pérez, hija del notable comediante cubano Leopoldo Fernández, donde se presentarán ante el asiduo público latinoamericano de ese gustado espacio. ¿Qué esperan de este inicial encuentro?  

-Primero queremos agradecer de todo corazón a Vivian (a cuya galería nos llevaste y presentaste) por su generosa acogida y por organizarnos este primer encuentro con la gente de acá, con tan poco tiempo de conocernos. Eso nos dice mucho de su alma generosa y su gran corazón.

   De este encuentro del próximo 13 de enero en Art Emporium Gallery esperamos efectivamente que sea el primero de muchos que deseamos y confiamos en que seguirán surgiendo, gracias a los amigos que ya vamos conociendo por acá y a otros que conoceremos ese día, porque como siempre decimos, en las presentaciones de Ad Líbitum no hay extraños, sino amigos que todavía no conocemos. Esperamos que los que nos honren con su presencia esa noche disfruten de nuestro trabajo y quieran llevárselo a sus casas para escucharlo cuando lo deseen, pues al final del concierto podrán adquirir nuestro último disco “A través del espejo”, que estará disponible para todos.

    Asimismo, esperamos que nos sorprenda una asistencia superior a la prevista, gracias una vez más a los amigos, conocidos y aún por conocer y al trabajo de promoción y convocatoria que todos los involucrados en esta presentación seamos capaces de realizar en los pocos días que faltan.      

   Finalmente, esperamos que la vinculación con Vivian y su hermoso proyecto de Art Emporium no sea sólo coyuntural por este concierto, sino continuada y duradera. Y como siempre, esperamos que esa noche el amor, la música, la poesía y la amistad nos hagan vivir a quienes asistan emociones, dignas de ser recordadas. Ojalá no pienses que esperamos demasiado. 

  

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos