Menu
RSS

waldo bioWaldo González López (Las Tunas, Cuba, 1946)

Poeta, ensayista crítico teatral y literario, periodista cultural. Graduado en la Escuela Nacional de Teatro (ENAT) y Licenciado en Literatura Hispanoamericana (Universidad de La Habana). Autor de 20 poemarios,  6 libros de ensayo y crítica literaria, varias antologías de poesía y teatro. Desde su arribo a Miami (2011), ha sido ponente y jurado en eventos teatrales y literarios internacionales. Merecedor de 3er. Premio de Poesía en el X Concurso “Lincoln-Martí” 2012. Colaborador de las webs: teatroenmiami.com (Miami) y Encuentro de la Cultura Cubana (España), Boletín de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (New York), y los blogs OtroLunes (Alemania), Palabra Abierta (California), Gaspar. El Lugareño, y el diario digital El Correo de Cuba (ambos en Miami).

NadiePor Waldo González López - www.TeatroenMiami.com 

Fotos: Harry Castiblanco y Lilo Vilaplana

El estreno el pasado viernes de la pieza «Nadie te conoce como yo», del dramaturgo barcelonés Roger Peña Carulla (en el Stage Black Box y coproducción del Centro Cultural Español y Miami Dade County Auditorium) constituye un momento de peculiar interés para el mejor conocimiento de la dramaturgia hispana en nuestra ciudad, representada durante los Festivales Internacionales, organizados desde tres décadas atrás, por el director y actor cubano Mario Ernesto Sánchez y Teatro Avante, celebrados en amplia muestra entre el 9 y el 26 de julio del pasado 2015.

   La violencia doméstica, dramático y recurrente tema que sacude hoy a numerosos países de disimiles etnias, religiones y culturas es el que abordan obra y puesta, desde «una realidad aterradora y demasiado frecuente que, sin sospecharlo, puede esconderse tras la pared de nuestros vecinos», tal apunta Peña Carulla en las «Palabras del autor», incluidas en el programa de mano.

   En consecuencia, sin exagerados dramatismos ni falsa tragicidad, pieza y puesta revelan la gravedad a que pueden llegar algunos hombres por su incultura, machismo y complejos (dignos de estudio por sicólogos de la talla de Freud y Jung), al margen de sus imágenes públicas de ¿civilizados?, aunque vivan en sociedades desarrolladas, y no solo los que habitan en regiones atrasadas.

   Tal tema y mis anteriores palabras, podrían asustar al posible espectador que ahora mismo está revisando la web teatroenmiami.com; pero no se asuste, estimado ciberlector, porque no pocos méritos enriquecen obra y puesta, como enseguida podrá comprobar.     

   Ante todo, una de sus características: el humor, se muestra en varias de sus tonalidades, que oscilan desde el cotidiano hasta el negro, pasando por otros matices, entre los que se advierten posibles huellas de El ángel exterminador (el excelente drama surrealista de la filmografía mexicana del mejor Luis Buñuel, filmado en 1962) y del antológico cuento de Julio Cortázar «Casa tomada», publicado inicialmente en 1946 por Jorge Luis Borges y luego recogido por el también autor de Rayuela en sus relatos de Bestiario (1951).

 12316168 10153186729441879 7648451078617592719 n  La mención del invaluable Surrealismo (o Superrealista, tal prefería denominar el crítico y poeta hispano Enrique Díez-Canedo a esta corriente vanguardista de las primeras décadas del siglo XX) no es gratuita, porque la pieza evidencia no poco de su influjo —tan presente  no solo en la creación buñueliana, sino en las de numerosos cineastas, poetas, narradores y pintores—, tomado de las tesis freudianas de los sueños y su consecuente imaginería, cuyo mejor reflejo en la plástica se debió a la excelente creación de Salvador Dalí.

   Asimismo, apoyan la singular dramaturgia otros tres componentes literarios y teatrales decisivos, tales: juegos de palabra, idóneos para el humor; el equívoco, no menos colaborador en la obtención de la risa, y el absurdo, cuya asunción en la sorprendente dramaturgia, juega un importante rol dentro de la atractiva y complicada trama que, tal un thriller sicológico, va armando y desarmando cada tanto sus nudos y entresijos, con los que mantiene en ascuas al público hasta el inesperado final, cuando se develará el no menos insospechado enigma.

   Y ello posee tal significación, que el crítico prefiere no ofrecer datos que echarían por la borda el interés y el placer de visionar la enigmática obra del talentoso dramaturgo barcelonés, al parecer por primera vez representado en Miami.    

   Sin embargo, sí distingo otra virtud: la complejidad de la obra se sostiene en los continuos clímax y anticlímax, a propósito engañosos, cuya misión es ocultar al espectador cualquier pista del enrevesado intríngulis, hasta la inesperada culminación, reto salvado por ambos intérpretes guiados por la precisa y experimentada dirección de Lilo Vilaplana, conductor del enmascarado fluir narrativo, como un ralenti propiciador del continuo impasse, igualmente respaldado por la acertada música de Luis Delgado y el idóneo diseño de luces de Pedro Remírez, que por sugerir, alegorizan y, en suma, colaboran con el propiciador ambiente ¿irreal? creado en la escena ante los espectadores que esperan el imprevisto final.  

   El personaje de Raquel Valverde (41 años) es desempeñado con su habitual profesionalidad por la actriz chileno-hispana Paulina Gálvez, cuya sostenida praxis es corroborada en cuantiosas cintas de la cinematografía española y latinoamericana, como en diversas piezas de autores latinos e hispanos, como el Roger Peña Carulla de «Nadie te conoce como yo», donde la intérprete, con organicidad, ofrece momentos de genuina maestría apoyada en su experiencia, tal la danza-pantomima en una escena crucial: cuando el supuesto médico forense (en realidad, dipsómano armado con una cuchilla) la obliga a succionar su pene, demostrando su debilidad y frustración de inculto tarado que detesta la cultura y, en particular, el teatro, amado contrariamente, por ella.

   El Sergio Martínez ultramachista, a tono con «La Edad de Piedra», es asumido con verdad por el relevante intérprete español de teatro y cine Alberto Mateo, quien no se queda atrás por dar continuidad a  la cadena de acciones in crescendo desarrollada con tino, y justificar su enajenada criatura que, tras su intentona asesina, tendrá su lógica repercusión. 

    O para decirlo con el texto de la promoción de la puesta:

Lo que en un inicio parece una comedia con cierto matiz sexual con unos divertidos y cotidianos diálogos entre los dos protagonistas, un hombre y una mujer atractivos de mediana edad: ella desnuda en la camilla y apenas tapada con una sábana, y él observándola desde una silla, se va desvelando como una compleja trama donde habrá que averiguar por qué los protagonistas comparten el espacio de una morgue.

12524190 10153179208056879 3983563488768095506 n   De tal suerte, se va creando ante los espectadores una atmósfera nada común, gracias a las convincentes obra y puesta por las interpretaciones de valía, apoyadas por una dirección artística de alta calidad, y todo propiciado por una dramaturgia que no se suele visionar en nuestra ciudad, merecedora de recepción por los exigentes espectadores no conformes con propuestas pedestres, sino con obras y realizaciones cuyas temáticas abordan incisivamente problemáticas actuales que dañan no solo las relaciones de parejas, sino incluso el mejor desarrollo de la sociedad, en tanto afectan la calidad de vida de quienes asumen tales conductas, causadas por tan brutal violencia que incluso pueden, en no pocas ocasiones, llegar al asesinato.

   En suma, sugiero a los ciberlectores de mi columna de teatroenmiami.com el visionaje y disfrute de Nadie te conoce como yo, cuyas convincentes funciones continuarán este fin de semana, pues no deben perder las valiosas puesta, obra ni los rigurosos desempeños disfrutados en las singulares propuestas de dos destacados creadores: el dramaturgo barcelonés Roger Peña Carulla y el director cubano Lilo Vilaplana.   

 

SOBRE EL AUTOR:

Ante todo, ofrezco un dato de interés sobre el destacado dramaturgo barcelonés Roger Peña Carulla (cuya veta escénica le vendría por la sangre materna), quien escribiría su segunda pieza: la tragicomedia Iaia!, con un protagónico hecho a la medida de su madre: la célebre actriz Montserrat Carulla (Barcelona, 1930), justamente para que ella la estrenara en su despedida de las tablas, solo poco más dos años atrás, tras laborar durante más de medio siglo en la escena hispana.

   La valiosa interprete seria definida por la colega Paula Montañà Tor (en el diario El País, el 24 de diciembre de 2013) como una «mujer de carácter luchador y personalidad entrañable, con una larga trayectoria profesional y personal difícil de igualar y resumir».

   Nacido en Barcelona, el 3 de junio de 1959, Roger Peña Carulla es autor y director teatral, adaptador, traductor y actor de doblaje, y escritor español, e hijo del también actor y director de doblaje Felipe Peña.

   Es autor de las obras teatrales:

Poder Absoluto (2012) e Iaia!!! (2013).

   Ha dirigido las piezas:

2001: A la cuina amb l'Elvis (Cooking with Elvis), de Lee Hall

2001: Amb pedres a les butxaques (Stones in his pockets), de Marie Jones

2009: El Messies (The Messiah), de Patrick Barlow

2012: No et vesteixis per sopar (Don't dress for Dinner), de Marc Carmoletti

   Asimismo, ha dirigido sus propias obras: Poder Absoluto (2012) e Iaia!!! (2013).

   Ha traducido las obras escénicas:

1995, 2008: Sweeney Todd, de Stephen Sondheim (versiones catalana y española)

2000: A Little Night Music, de Stephen Sondheim

2001: The Full Monty, de Terrence McNally y David Yazbek

2009: El Messies (The Messiah), de Patrick Barlow

2010: Hair, de James Rado y Gerome Ragni (letras), y Galt MacDermot (música)

2011: Grease, de Jim Jacobs y Warren Casey

2012: Follies, de Stephen Sondheim

   Asimismo, publicó en 2014 el libro de relatos: L'Escorpí i altres deliris (El Escorpión y otros delirios).

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos