Menu
RSS

waldo bioWaldo González López (Las Tunas, Cuba, 1946)

Poeta, ensayista crítico teatral y literario, periodista cultural. Graduado en la Escuela Nacional de Teatro (ENAT) y Licenciado en Literatura Hispanoamericana (Universidad de La Habana). Autor de 20 poemarios,  6 libros de ensayo y crítica literaria, varias antologías de poesía y teatro. Desde su arribo a Miami (2011), ha sido ponente y jurado en eventos teatrales y literarios internacionales. Merecedor de 3er. Premio de Poesía en el X Concurso “Lincoln-Martí” 2012. Colaborador de las webs: teatroenmiami.com (Miami) y Encuentro de la Cultura Cubana (España), Boletín de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (New York), y los blogs OtroLunes (Alemania), Palabra Abierta (California), Gaspar. El Lugareño, y el diario digital El Correo de Cuba (ambos en Miami).

 

mauricio-renteria-03-02-01Por Waldo González López – www.TeatroenMiami.com

 Fotos: Cortesía de mi entrevistado


Una de mis mayores alegrías y satisfacciones al llegar a Miami fue el reencuentro con algunos de mis ex alumnos de la Escuela Nacional de Teatro (en la Escuela Nacional de Arte, ENA), donde este poeta, crítico teatral y literario estudió y luego fue profesor de Historia del Teatro Cubano y Universal.

   Así, a pocos días de mi llegada a Miami, tuve el placer de reencontrarme —entre otros destacados ex alumnos— con los actores y directores escénicos: Vivian Acosta, José González, Mabel Roch, Jorge Félix Alí, Liliam y Mauricio Rentería.

   Desde mi llegada a Miami, me he reencontrado en varios eventos con «los Rentería» —tal suelo llamarlos con afecto, y cuyos comprobados talentos prefiero reconocer con un clásico refrán: «De casta le viene al galgo…»), mas —a pesar de mi aprecio y vínculo con/por/hacia ellos desde aquellos hoy nostálgicos años de la ENA— aún no los he entrevistado.

   Ahora, tras el importante lauro alcanzado por «Mauro» (tal lo llamamos familiarmente sus familiares y “viejos” amigos) en el anual Concurso Miami Life Awards: Premio al Mejor Actor Protagonista de Teatro, decidí entrevistarlo en mi columna de la concurrida web teatroenmiami.com, a cargo del dramaturgo, director y músico Ernesto García.

   Aquí están, pues, mis preguntas y sus respuestas que muy bien retratan a este excelente creador y no menos valiosa persona, cuya sencillez y hondura dicen mucho de su calidad humana.    

 

   Mauro, ¿cuándo, por qué y para qué el teatro?

   -Bueno, Waldo, el cuándo fue por los ‘80, porque me gradué en la Escuela Nacional de Teatro en 1982, si bien antes ya había actuado en el importante programa Teatro ICRT, donde ya había participado en varias producciones, entre ellas, las clásicas piezas de la dramaturgia cubana Electra Garrigó (Virgilio Piñera), El robo del cochino (Abelardo Estorino) y otras.

   «Después, me fui a Pinos Nuevos, proyecto de teatro juvenil, dirigido por mi querido padre Pedro Rentería, de donde pasé a las Compañías Rita Montaner y El Buscón, donde realmente aprendí mucho, bajo la guía del maestro José Antonio Rodríguez y de la destacada actriz y directora María Elena Ortega.

   «El por qué fue realmente una decisión muy especial, pues me gustaba la Oceanología, pero en esa época no podía estudiarla, dadas las características de esa carrera y no tenía condiciones.

   «Al seguir la tradición familiar, me decidí por la actuación, pues la gran influencia en nuestro hogar era muy grande, ya que en casa jugábamos al teatro constantemente. Sí, desde pequeño tenía aptitudes para ello, según mis padres y el público, que elogiaban mi trabajo.

   «El para qué… bueno, sentía una satisfacción personal, esa adrenalina de estar frente al público, entrar en otras existencias; su complejidad ya después se hacía vital en mi vida, pues creo que si no actuaba en escena, no me sentía bien: en dos palabras, si no actúo, me muero, pues mi cura es actuar».

 

   ¿Qué es la escena para ti, uno de los hijos de dos destacados actores cubanos?

   -Es un reto satisfactorio, un compromiso maravilloso, no olvidaré las palabras de mi madre Lilliam Llerena —que en paz descanse—, quien me decía: «Pregúntate siempre el porqué de todo, olvídate el cómo». Ella, como mi padre, el también destacado actor Pedro Rentería, fueron y son mis guías en este camino que elegí. Aunque algunos no lo crean, ellos siempre fueron muy exigentes con mi hermana, Lili, y conmigo».

 

   ¿Cómo recuerdas tus años de estudiante en la Escuela Nacional de Teatro?

   -Los recuerdo con mucho cariño, con el mismo respeto y admiración que le tengo a usted, Waldo, quien, como recordará, fue mi profesor de Historia del Teatro, gracias a Dios.

 

   Tras partir de La Habana, has vivido y actuado en Venezuela, España y Miami. ¿Cómo ha influido en tu vida de actor tu accidentada, rica e itinerante existencia durante décadas?

   -Imagínese, es la cátedra más valiosa para un actor: conocer otras culturas, formas de pensar, sus costumbres… es maravilloso.

   «Una vez me preguntaron: Qué podía yo aportar a la cultura de esos países, y le respondí a aquellos amigos: «No es lo que yo aporte, sino la grandeza que me aportan a mí: es de una magnitud incalculable».

 

   Desde que llegué a Miami, te he visto actuar en varias obras, pero en especial te vi brillar en Cartas de amor a Stalin, en el teatro de tu hermana, la también valiosa actriz Lili Rentería.

   -Bueno, ese fue un importante momento y sí, tuvo muy buenos artículos críticos la puesta de la valiosa pieza (como el suyo, publicado en su columna donde ahora me entrevista), como la recepción del público en general, gracias a su equipo, integrado por el director Alberto Sarraín y los grandes actores y colegas Mabel Roch y Larry Villanueva.

   «Fue y es realmente satisfactorio y, sobre todo, recientemente, recibir el Premio de Mejor Actor Protagonista de Teatro, en el Concurso Miami Life Awards, más aún que suceda apenas llegado, tras 11 años en Madrid. Es un reconocimiento de verdad a los que nos dedicamos a esta dura, compleja y hermosa carrera del teatro y del arte en general.»

 

  mauricio-renteria-03-02-00 ¿Qué planes tienes actualmente en teatro o en TV?

   -Realmente, profe, tengo propuestas muy buenas, tanto en cine, teatro y TV. Solo valorando qué es mejor para mí y, sobre todo, que no hay personajes pequeños, sino actores pequeños.

   «Además, quiero darle las gracias por estar aquí, mi profe, agradecerle su entrevista e invitar a todo el público de Miami a que vaya al teatro, que apoye a los artistas, porque sí se puede hacer mucho, a pesar del poco apoyo en general con que contamos en Miami, donde hay muchos artistas de valor.

   «Somos muchos los que mucho hacemos por la cultura en todas sus expresiones. Por eso, aprovecho este espacio que me proporciona para enviarles un enorme abrazo a los actores y decirles que sigan adelante, que sí se puede. Claro se puede soñar y hacer, y recordarle —como decía Bulgakov en la obra que me propició este inesperado premio—: «Un artista que calla, no es un verdadero artista».

 

PARA CONOCER MÁS A MAURICIO RENTERÍA

Recién llegado, en 2010, el periodista y poeta Roberto Cazorla lo entrevistó para el semanario Libre. De los datos aportados por el colega, incluyo los siguientes:

   En 1982, inició sus estudios en la Escuela Nacional de Teatro (La Habana, Cuba) que continuaría en la Escuela Internacional de Cine San Antonio (Cuba, 1984-89). Muy joven salió de la Isla rumbo a Venezuela, donde estudió en el Taller del Odín Teatro, del Maestro Eugenio Barba. En la capital española, su padre montó la academia Taller de Actor, donde estudió entre 2002 y 2005.

   Además de su extensa carrera de actor, ha desarrollado la importante tarea de profesor de teatro en diferentes centros de la geografía española.

Cuando salió de Cuba había actuado en los grupos Rita Montaner, Pinos Nuevos y El Buscón. Como actor trabajó en decenas de telenovelas para Radio Caracas Televisión, Venevisión, Argos TV, México, Colombiana de Televisión, Colombia.

   También ha participado en varias películas, entre ellas Tiempo de amar, Gallego, Lejanía, Se vende un violín, Un tiro en la espalda, La elegida, Príncipe de la noche, El fotógrafo y Carambola, rodadas en México, Venezuela, Colombia, Panamá y Puerto Rico.

TEATRO

En su múltiple quehacer durante su estadía madrileña, figuran, entre muchas puestas, la clásica Fuenteovejuna, de Lope de Vega, La navaja de Olofe, Los acusados y Tirando las cartas, del destacado dramaturgo cubano Matías Montes Huidobro.

Desde su arribo a Miami, ha actuado y dirigido puestas como:

Abanico

Pro Teatro Cuba

A 2: 50 la Cuba Libre (Hoy como ayer)

Hombres de bar en bar (El Bar)

Y otras en Microteatro (Koubek Center).

TV

En España, trabajó en decenas de series televisivas, entre ellas: Aquí no hay quien viva, Las tres Españas y La dársena del poniente.

LAUROS

Entre los lauros recibidos por el destacado  intérprete y realizador, figuran los Premios: Mejor Actor Festival Internacional del Monólogo (Cuba, 1983), del Buen Ciudadano (Alcaldía de Caracas, 1995), Mejor Actor de Reparto y Balancín de Oro (Venezuela, 1997) y el más reciente: Mejor Actor Protagonista de Teatro (Concurso Miami Life Awards, Miami, 2013).

FILMOGRAFÍA:

ACTOR:

2006

-La dársena de poniente (Serie de TV)

La implicación en el proyecto inmobiliario.

2005

-Aquí no hay quien viva (Serie de TV)

–Érase unos estatutos (2005).

2000

-Hechizo de amor (Serie de TV)

-Padre Angel Jesús

–Episodio No.1 (2000) (Padre Ángel Jesús)

1999

Cuando hay pasión (Serie de TV)

Walter Bracamont (1999)

1998

Samantha (Serie de TV)

Tirzo Guevara

1997

Todo por tu amor (Serie de TV, Episodio No.1, Leonel)

1996

Pecado de amor (Serie de TV)

1993

De oro puro (Serie de TV), Marum Soulez Gruber

1991

Johnny Dalton (cotometraje)

1988

Gallego

1988

Se vende un violín (cortometraje)

The Student

1987

Cabinda (Serie de TV).

 

 

 

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos