Menu
RSS

waldo bioWaldo González López (Las Tunas, Cuba, 1946)

Poeta, ensayista crítico teatral y literario, periodista cultural. Graduado en la Escuela Nacional de Teatro (ENAT) y Licenciado en Literatura Hispanoamericana (Universidad de La Habana). Autor de 20 poemarios,  6 libros de ensayo y crítica literaria, varias antologías de poesía y teatro. Desde su arribo a Miami (2011), ha sido ponente y jurado en eventos teatrales y literarios internacionales. Merecedor de 3er. Premio de Poesía en el X Concurso “Lincoln-Martí” 2012. Colaborador de las webs: teatroenmiami.com (Miami) y Encuentro de la Cultura Cubana (España), Boletín de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (New York), y los blogs OtroLunes (Alemania), Palabra Abierta (California), Gaspar. El Lugareño, y el diario digital El Correo de Cuba (ambos en Miami).

 

IMG 3191Por Waldo González López – www.TeatroenMiami.com

Fotos: Zoraida V. Fonseca

 

Las continuas y exitosas funciones durante seis semanas de la divertida comedia Taxi… Más de 2 son multitud, se añadieron —en el Teatro de Bellas Artes y con óptima fortuna— a la variada programación de estrenos y reposiciones que, desde meses atrás, protagoniza un creador venezolano de tantas otras producciones: el incansable director y escritor Manuel Mendoza, quien suele montar sus exitosos espectáculos en el coliseo Trail.

   En Taxi… Más de dos son multitud (la más reciente creación del binomio El Idearium y Goal Entertainment, entidades a cargo suyo y del actor y animador televisual Raúl González), un grupo de experimentados intérpretes de varias nacionalidades (el español Alberto Mateo —muy conocido por su comercial en TV de “La Mala Suerte”—, el mexicano Rodrigo Vidal, el puertorriqueño Karlos Anzalotta, la colombiana Paula Arcila y los cubanos Margarita Coego y Adrián Más) hicieron reír a carcajadas a los cientos de espectadores que coparon la sala de la calle 8, gracias a la loca historia y a sus continuos imbroglios. Y tales locos enredos atraparon el interés del público que quiere y necesita reír más ahora, cuando, tras un 2012 tan complejo, se acercan los festejos de fin de año.

   Taxi… más de 2 son multitud, pieza debida al dramaturgo inglés Ray Cooney (cuya complicada y simpática trama resulta excelente) ha sido y es objeto de diversos montajes en numerosos escenarios de geografías distantes y distintas. La pieza teatraliza la historia de Toño Pérez, un taxista de clase media que mantiene dos esposas en diferentes casas, sin que ninguna sepa la existencia de la otra. Su doble vida ocurre entre una mentira y otra para ocultar su infidelidad.

   Pero hay más, mucho más: Toño involucra a quienes están en su entorno, prisioneros de su especial y peligroso status, creado en su difícil cotidianidad. La credulidad de sus dos esposas cae por tierra cuando, tras acrecentarse las continuas mentiras del taxista, este sufre un inesperado accidente: y es tal la confusión, que la policía y sus amigos, en mil y una situaciones hilarantes, desencadenan las también continuas acciones sicofísicas de los actores/personajes entrelazadas de manera ágil y divertida.

   Ya puede imaginar el ciberlector cuántos embrollos le acarrea a Toño su complicada vida, tan común en países latinoamericanos, donde el machismo es carta abierta, ID y pasaporte para aún mayores “relaciones peligrosas”, (lieisons dangereuses) ¿amorosas… o eróticas? Pero Toño no está solo: lo acompaña su fiel amigo Esteban Garrido (Chema), un tipo inmaduro, soltero y vividor, «vagamundo» habitué. Junto a Esteban, inventa todo tipo de mentiras para mantener bien guardado el gran secreto del chofer amigo.

   Caracterizada como variante de la modalidad “comedia de enredos” o “equivocaciones”, permite el lucimiento de los bien pertrechados intérpretes, conducidos con acierto por Mendoza. De tal suerte, el actor mexicano Rodrigo Vidal (Juan Pérez, el chofer), imbuido de su talento a toda prueba, es el núcleo central de esta comedia que constituyó un punto de giro en lo presentado en Miami en este género.

  La solución de Mendoza a la progresión dramática (ambas acciones en la escena, dividida al medio, creando dos sets), si bien no es nueva, resulta idónea, porque permite la calificada acción de la trama, cuya celeridad impide al público ni un instante de descanso. 

   Otro mérito de Mendoza es la utilización del leit-motif, como recurso dramático validado, que muy bien funciona en la comedia, como asimismo las alusiones a populares espacios televisuales (Caso Cerrado, de la Dra. Polo).

   Por tanto, por todo, Taxi… Más de dos son multitud constituyó una de las comedias más exitosas de la temporada en Miami, como descuella su director, Manuel Mendoza, quien ha ocupado durante estos casi doce meses el plano estelar en el montaje de piezas de este género, tan requerido, petición a la que han dado cumplimiento distintos espacios como, entre otros, el Trail, Catarsis, Bellas Artes (por este título), Havanafama, ArtSpoken y otros alternativos, como El Bar, Hoy como ayer…


FOTOS

 

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos