Menu
RSS

waldo bioWaldo González López (Las Tunas, Cuba, 1946)

Poeta, ensayista crítico teatral y literario, periodista cultural. Graduado en la Escuela Nacional de Teatro (ENAT) y Licenciado en Literatura Hispanoamericana (Universidad de La Habana). Autor de 20 poemarios,  6 libros de ensayo y crítica literaria, varias antologías de poesía y teatro. Desde su arribo a Miami (2011), ha sido ponente y jurado en eventos teatrales y literarios internacionales. Merecedor de 3er. Premio de Poesía en el X Concurso “Lincoln-Martí” 2012. Colaborador de las webs: teatroenmiami.com (Miami) y Encuentro de la Cultura Cubana (España), Boletín de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (New York), y los blogs OtroLunes (Alemania), Palabra Abierta (California), Gaspar. El Lugareño, y el diario digital El Correo de Cuba (ambos en Miami).

 

a4307d45-monologos de_la_vagina_600_400pPor Waldo González López  - www.TeatroenMiami.com

Fotos: Reina Venturini


Desde años atrás, en diversas zonas del orbe, las mujeres están experimentando una saludable transformación en su acontecer familiar y social que determina favorables y, más aún, sustanciales cambios en la vida cotidiana, tras largas décadas de dependencia y sumisión al marido, al que se mantenía «esposada», como en un infeliz cautiverio, tal acontece, por fortuna y cada vez menos, en algunos países que siguen atrasados, como si vivieran en el ya muy lejano Medioevo.


LA OBRA

Sin duda, para mostrar y evidenciar como ningún otro autor teatral, con verdad y humor, sagacidad y talento, el actual status de las féminas en los más diversos ámbitos del mundo,

   Como en tantos otros países y ciudades del mundo, en Miami los hiperpopulares monodramas «vaginarios» tuvieron dos temporadas de gran éxito, con centenares de espectadores y, sobre todo, espectadoras que han reflexionado y reído, así como han salido transformadas, ya que —según escuché varias opiniones a la salida de una  de las últimas funciones en el cada vez más concurrido Teatro Trail— algunas de las cuales, en broma y en serio, confesaban a sus amigas acompañantes y a viva voz, que «ahora sí en casa la relación con mi marido no va a seguir como hasta hoy».

   La obra —escrita en 1996 por la dramaturga, actriz y activista femenina Eve Ensler, tras entrevistar a más de 250 mujeres de diferentes etnias y edades sobre la violencia doméstica, el amor y el sexo—, ha devenido, después de sus múltiples puestas en disímiles escenarios de varios continentes, un montaje canónico, gracias a la aprobación de crítica y público.

    Mas, a pesar de tanta celebridad, la pieza nunca había podido ser escenificada en español, en EEUU. Pero el inquieto director venezolano Manuel Mendoza le compró los derechos a Ensler para montarla en español, según contó en una entrevista Marisol Correa, actriz (que la ha representado) y empresaria del coliseo, quien añadió que enseguida se entusiasmó para producirla.

   Y es que Monólogos de la vagina —adjuntó— «habla a gritos sobre la vergüenza, el miedo y el desconcierto del ser humano frente al órgano femenino. También explora lo que significa el órgano sexual para las mujeres y la relación con su cuerpo y su vida, confrontando los prejuicios frente al mismo. Debido a su fuerte mensaje feminista, ha sido traducida a 45 idiomas y se ha convertido en un suculento plato apetecido por las grandes actrices del cine y el teatro. Entre las estrellas de Hollywood que la han representado resaltan, entre otras figuras, Whoopi Goldberg, Jane Fonda, Susan Sarandon, Glenn Close y Rita Moreno.»


LAS INTÉRPRETES        

En el espacioso escenario del Trail —tal ha acontecido en numerosos coliseos de Latinoamérica y otros ámbitos— un elenco múltiple compartió los tres roles protagónicos. En consecuencia, al crítico le tocó disfrutar los desempeños de dos «fogueadas» actrices y de otra que —si no lo es tanto en las tablas, según se dice en las notas al programa— descolló admirablemente y estuvo al mismo nivel que sus colegamigas.

   Así, la deliciosa tríada de roles recayó en tres actrices poseedoras de un encanto a toda prueba. Comienzo con la venezolana Alba Roversi, experimentada intérprete plenamente dotada muy en especial para el genuino humor, quien —por dominar su profesión a plenitud en todos los medios por los que ha transitado desde décadas atrás— ha participado en más de 30 dramáticos y comedias (telenovelas, shows y teatro).

 Sonya Smith y Marisol Correa  Por ello, se la ve «como pez en el agua», explotando al máximo su invectiva, gracias a la pieza y al director Manuel Mendoza, que ofrecen esta posibilidad a una actriz como ella, tan apta para la espontaneidad.

   En sus breves pero contundentes personajes (la prostituta, la lesbiana, la anciana de 72 años), subraya su interpretación, en ocasiones, con sus oportunas «morcillas» que muy bien se avienen con sus simpáticos «apuntes» personales sobre sus colegas.    

   Le sigue la bella estadounidense-venezolana Sonya Smith, quien, a pesar de su escasa praxis en las tablas —tuvo su primera incursión en el I Festival Internacional de Obras de Pequeño Formato, celebrado en febrero pasado—, merecería el Premio de Actuación del Jurado que integráramos la notable actriz cubana Ana Viña, el periodista cultural y escritor Baltasar Martín y este crítico teatral, poeta y periodista cultural. 

   Aquí, con su habitual fineza (que, como una marca, define sus interpretaciones), asombró a muchos por conseguir el tono de popularidad y llaneza que, tal sus colegas, alcanza con la gracia y el donaire que la identifican en todas sus caracterizaciones. Y aquí está justamente el porqué de su buena recepción por parte del público en los Monólogos…

   La «novata» en este medio, Roxana García, debutó con alto nivel en su primera presentación  para la escena, puesto que su experiencia había sido hasta ahora sólo radial (cuya práctica en la cabina y detrás del micrófono mucho dista de la riesgosa interpretación frente al público desde el escenario).

   Mas, fue tal lo conseguido por la ahora también intérprete argentina (gracias a la dirección actoral de Manuel Mendoza y, como supongo, a los consejos y ejemplo de la Roversi), que no debe dudar en seguir compartiendo ambas profesiones.    


LA DIRECCIÓN ARTÍSTICA  

Como dije arriba, en su más reciente puesta, la experiencia adquirida en la dirección y producción teatrales por Manuel Mendoza, quien —en multiplicada «mancuerna» (valga el mexicanismo) con el animador y locutor televisivo Raúl González y Morris Gilbert— optó por estrenar piezas de exitosa trayectoria en Europa y otras regiones del mundo, con recepción mundial en sus presentaciones en el Teatro Trail, suerte de termómetro de tales éxitos internacionales.

   Como en la no menos exitosa Toc Toc y en la más reciente pieza del Premio Nobel Mario Vargas Llosa Al pie del Támesis, disfrutadas durante varias funciones en el mencionado coliseo, asimismo en los Monólogos de la vagina, el incansable team creador del Trail, apoyado por la actriz y empresaria Marisol Correa, apostó por el humor con calidad, aportando ese elemento necesario, urgente y siempre bien recibido porque aporta con la sana risa a la calidad de vida.

   Y sus visibles resultados  —a no dudarlo— merecen el estimulante aplauso, toda vez que puesta, dirección y actuación fueron presididas por la máxima calidad en este otro triunfo del Trail.

   Con ello, el equipo creador de Coral Gables y calle 8, continúa aliado a las otras compañías miamenses en el firme y consecuente laboreo por presentar las mejores piezas en valiosas puestas que aumenten, aún más, el interés por las tablas de residentes y turistas en la Ciudad del Sol.

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos