Logo

Julie de GrandyTexto y foto:Waldo González López   para www.TeatroenMiami.com


El ángel y el talento de esta artista a tiempo completo (actriz, narradora, guionista, narradora, poetisa, filóloga, multilingüe, cantante, compositora, hedonista y madre) la definen como una marca imborrable y de inmediato reconocible apenas irrumpe en cualquier lugar. Por eso, aquí está ella… 

 

Julie, ¿qué es para ti el teatro?

-Waldo, para mí el teatro es pura magia. Es ese mundo de fantasía que amamos desde que nos leen cuentos en la niñez. Es la ventana hacia un millón de universos. Es voyerismo, es emoción, es reflexión, es divertimento, es cultura. El teatro es algo que me define.


¿Y la actuación?

-La actuación es reto y privilegio. Es un vehículo mediante el cual podemos viajar a través del tiempo. Es la licencia para habitar muchas pieles y para comprender al ser humano.  Es experimentar sensaciones y emociones ajenas a la vida personal de cada uno. Es un interesante juego tácito entre el actor y el público donde ambos suspenden la realidad del entorno y se adentran en una realidad alternativa.

«El actor y el público trabajan con intercambio de energía, se siente la intensidad de un público y el público manifiesta en atención, risa y llanto lo que el actor le proyecta.  La actuación también es el poder de hacer sentir.  Pisar un escenario es intimidante y a la vez emocionante hasta el delirio.» 


¿Cuál profesión escogerías si te vieras obligada: ¿actriz, poetisa, narradora, poetisa, cantante, compositora...?

-Quizás la de narradora. He llegado a comprender que para mí la literatura es una misión. Es donde utilizo todo lo aprendido, lo vivido y lo imaginado para crear historias que no sólo entretengan, sino que provoquen la reflexión, el crecimiento y la superación del ser.

«Desde niña siempre he cuestionado las cosas. Me ha costado aceptar lo impuesto e imperante simplemente, porque lo dicen o han dicho otros. Mi vida ha sido un camino hacia la búsqueda de la verdad; fundamentalmente mi verdad. He sido rebelde, contestataria, desafiante, iconoclasta y transgresora. Creo que las reglas existentes sirven tanto para ser obedecidas, como para ser transgredidas.

«La vida es constante evolución y, por tanto, hay poco escrito en piedra. Me gusta plasmar la realidad de mi tiempo, porque me he nutrido del legado de muchos otros escritores a través de los siglos. Creo que en nuestro pase por la vida debemos dejar algo como regalo a los que vendrán después.»  


Tu abuelo está en la memoria de miles cubanos y de otros ámbitos, porque marcó pautas en el bel canto. ¿Cómo lo valoras en la distancia?

-Mi abuelo, Miguel De Grandy, reunía tres virtudes que rara vez se encuentran en un cantante lírico: una hermosa voz de amplia tesitura, una belleza física y una gran capacidad histriónica. Los cantantes no suelen ser los mejores actores y se les perdona. Pero mi abuelo era un magnífico actor con increíble fuerza escénica.  Tampoco muchos de los grandes cantantes han sido hombres guapos y de buena figura –tenemos como ejemplos un Enrico Caruso o un Luciano Pavarotti—.

«En cambio mi abuelo era todo un galán, guapo, de esbelta figura y suma elegancia.  Para él se escribieron todos los papeles protagónicos de las zarzuelas cubanas.  Mientras que diversas sopranos estrenaron las diversas zarzuelas cubanas, mi abuelo las estrenó todas. Hace poco leí en Internet una entrevista a mi abuelo hecha en 1941 por un periódico en Lima, Perú, cuando estaba en gira por Latinoamérica con la compañía de Ernesto Lecuona. Leyéndola me di cuenta de su relevancia en esa época en la que era el primer tenor de América.»


A partir del influjo musical que ejerció sobre ti tu célebre abuelo, como tus también famosos padres, también artistas, ¿nunca dejarías el canto?

-Toda mi familia ha cantado. Mi bisabuela paterna —Doña Julia Galé— a finales del siglo XIX fue una de las sopranos del famoso Teatro Apolo de Madrid, cuna de la gran zarzuela. Mi mamá, Bertha Sandoval, empezó en Cuba cantando ópera, luego pasó a la opereta, la zarzuela y a la canción popular. Mi abuela —Julita Muñoz— cantaba, bailaba y actuaba desde los tres años de edad, fue una niña prodigio y actuaba con sus hermanos también cantantes, actores y bailarines, recorriendo toda América.

«Mi padre, Miguelito De Grandy, ha sido un fuera de serie que, aunque no se define como cantante, ha hecho ópera, opereta, zarzuela y hasta recientemente el musical de Broadway La bella y la bestia en Madrid.

«Así que la música corre por mis venas. Además, cantar es algo sumamente positivo para cualquiera. Te alinea las energías del cuerpo, te balancea, te da un sentido de bienestar; cada una de las notas corresponde a la frecuencia vibratoria de uno de los Chakras. Fíjate que la gente canta cuando se siente bien, cuando está alegre, porque su cuerpo energético está en armonía. Cuando la gente está triste y deprimida, no suele cantar. Y debería porque es la música es pura terapia. La voz en el reino animal —al que pertenecemos la especie humana — es un instrumento de seducción y tanto cantar como escuchar canto, produce un efecto muy placentero.»


A los 15 años, debutaste en la zarzuela cubana Cecilia Valdés. Desde entonces has cantado en numerosas zarzuelas, obras dramáticas, comedias y musicales, como asimismo has sido guionista en TV y has realizado otras tareas profesionales. Entonces, como supongo tengas muchos planes, ¿cuáles son los inmediatos y los de más largo alcance? 

-Planes siempre me sobran, lo que me falta es el tiempo y las fuerzas para llevarlos a cabo. La gran tragedia de los actores y creadores en Miami es que usualmente no vivimos del arte y, por tanto, esos otros oficios que desempeñamos para sobrevivir nos roban mucho tiempo y energía. Es mi caso.

«No obstante, la necesidad espiritual de crear y actuar, se impone haciéndome sacar fuerzas del agotamiento para seguir adelante. En cuanto a proyectos inmediatos, Juan Roca —a quien amo y admiro— ya me ha ofrecido papeles en varias obras en proceso en HAVANAFAMA, alguna hasta escrita por mí. En esa querida compañía, me siento parte integrante del esfuerzo teatral de nuestra ciudad de Miami y del sueño del puro teatro. 

«Agradezco también a Ernesto y a Sandra García, y su maravillosa página web teatroenmiami.com —donde se encuentran, no sólo toda la información y la crítica del teatro miamense y de otros ámbitos, como en su Biblioteca muchas de mis obras— desde aquí he podido difundir mis obras teatrales a distintos países y, a través de esa página, me han estrenado en Panamá, Venezuela, España y cuatro obras en Argentina sólo en espacio de un par de años. En los próximos meses me estrenan en Uruguay y México. Es increíble la difusión de la página de teatroenmiami.com en el universo teatral hispano de todo el mundo.

«Quiero seguir promocionando mi más reciente novela  —La elección de Salomón  publicada por Ediciones Baquiana el verano pasado— que se presentó también en la pasada Miami International Book Fair; hay planes para publicarla en inglés.  

«Tengo una novela coral —escrita con dos colegas escritoras— actualmente en búsqueda de editorial. Además, tengo otra novela en proceso, al margen de que sigo escribiendo esporádicamente para radio y televisión. 

«A largo plazo me gustaría vivir de los derechos de autor de mi literatura y seguir escribiendo hasta que me queden neuronas en el cerebro. Por mucho tiempo no lo asumía, pero sé que poseo el don de la comunicación, y todo don es un regalo que se nos otorga; no utilizarlo nos atrofia el espíritu.» 


¿Qué es la vida sin el arte y las letras para Julie de Grandy?

-La vida sin el arte y las letras para mí es esterilidad, mediocridad, muerte en vida.  Por circunstancias, estuve años apartada del medio y caí en una terrible depresión clínica de la que me costó salir. Hace muchos años contemplé el suicidio cuando me asfixiaba dentro de la mediocridad de la pura existencia sin el alimento vital de la creación.

«Ahora, gracias a que escribo, incluso cuando estoy lejos de un escenario, puedo seguir vibrando dentro del proceso creativo. Cuando estoy creando, nunca estoy sola, porque estoy en una activa e intensa dinámica conmigo misma. No hay nada que me dé más emoción que crear, la excitación del nacimiento de una buena idea supera el placer de un orgasmo.» 


¿Qué es el arte y la literatura sin vida para Julie de Grandy?

-Interesante pregunta. El arte y la literatura sin vida para mí es el asesinato más cruel y abominable del espíritu. No creo ni en el pecado ni en el infierno, pero si existieran, te diría que se trataría de uno de los más imperdonables pecados que sin duda merecería una condena eterna.

«Es por el legado del arte y la literatura en sus distintas manifestaciones que tenemos conocimiento y conciencia de la historia de la humanidad. Conocemos lo que nos antecedió mediante pintura, escultura, arquitectura, música, literatura; todas llenas de una intensidad de vida que han desafiado el paso del tiempo. En el último par de siglos, tenemos también grabaciones, cine, televisión y documentos fílmicos; todos manifestaciones de creación y arte. No pasan a la historia los ricos ni los poderosos, mucho menos los mediocres, pasan a la historia los innovadores y los creadores a través de su obra y su legado. 


Finalmente, ¿serías Julie sin tu aliento vital y tu lorquiano ángel?

-No, sería otra mujer cuyo paso por la vida merecería ser olvidado… 


PARA CONOCER MÁS A JULIE DE GRANDY

Julie De Grandy es escritora, actriz, filóloga, multilingüe, cantante, compositora, excéntrica, hedonista y madre. Exilada a los seis años de su Cuba natal, Es artista desde el vientre materno. Sus padres Bertha Sandoval y Miguel De Grandy tienen una amplia carrera de triunfos en teatro, radio, cine y televisión en Cuba, España y diversos países de América Latina. Su abuelo Miguel De Grandy, fue un ilustre tenor y actor para quien se escribieron todos los papeles protagónicos de las zarzuelas cubanas que no sólo estrenó, sino que paseó por los escenarios del mundo. Su abuela Julita Muñoz empezó su larga y destacada carrera artística a los tres años recorriendo toda América con sus hermanos Eduardo Muñoz (El Sevillanito), Pilar y Elisa, talentosos artistas que heredaron sus amplias facultades de sus padres, también artistas.

A los 15 años, Julie debutó en teatro en la zarzuela cubana Cecilia Valdés producida por la compañía Pro Arte Grateli, en Miami. Desde entonces ha intervenido en numerosas zarzuelas, obras dramáticas, comedias y musicales. También  ha ejercido sus talentos en  televisión como guionista, productora y actriz, además de doblar para cine y televisión.

Junto a Humberto Cancio, Jr. ha compuesto numerosas canciones y ha colaborado con otros compositores de la talla de Denise de Kalafe, Anám Munar y Lázaro Horta.

De 1984 a 1994 vivió en Madrid, donde se apartó temporalmente de la escena compaginando su carrera empresarial y sus múltiples viajes de negocios con la literatura. Allí comenzó su amistad con la escritora y diseñadora Cristina De Jos'h, que tanto ha influido en su vida y en su obra.

Aun tomándose una pausa artística, Julie nunca pudo ignorar la fuerza creativa que más le atraía: la escritura. Tiene escritas 14 piezas de teatro, seis representadas en Miami, Nueva York y México. Su valiente ensayo sobre la generación cubano-americana «La Generación Puente» narra, a través de anécdotas autobiográficas, las vicisitudes y problemática de crecer entre dos mundos. Su libro de poemas Sentimientos de almas vivas nos muestra sus inquietudes y su alma sensible y romántica en su época más bohemia.

En 2002 Éride Editorial de Madrid publicó su novela Enigma de pasiones, que recoge los cambios de moral y actitudes en la España de los 80, a través del hilo conductor del amor y el sexo. En 2004 fue seleccionada como autora invitada en la V Antología de Sensibilidades, publicada en Madrid, España. También en el 2004 quedó finalista en el Premio Cálamo de Poesía Erótica con su poemario Osadías de la piel. En 2005 la editorial Nuevos Escritores publicó su ensayo «Quiero ser escritor», un manual de orientación y aprendizaje para aquellos que empiezan a dar sus primeros pasos en el mundo de la literatura.

Igualmente en el 2005 concluye una novela coral que, escrita con las autoras dominicanas Sonia R. Fides de España y Elizabeth Quesada, tiene la particularidad de haber sido escrita y aparecida por Internet. En fecha reciente terminó su segunda novela, escrita en inglés: Solomon's Choice, traducida al español por la prestigiosa editora y traductora Mariluz Ponce.

Julie, con la poeta cubana Odaliz de León y la artista plástica peruana Fiorella Vañó, integra la directiva del Centro Cultural Virtual Arte Insomne donde colaboran prestigiosos profesionales de diversos países. 2004 - Finalista Premio Cálamo de Poesía erótica.

1996 – Finalista en “Letras de Oro” concurso literario auspiciado por  University of Miami – Trampa Mortal

1993 – Mejor obra dramática del año (ACCA) – La herencia

1990 – Mejor dramaturga del año (ACCA) – Doble fondo.

EN LA ESCENA:

Las mujeres reales tienen curvas (2005) - Teatro de Venevisión Internacional) La La Revoltosa (2003 - Grateli)

Faramalla 1998 (Versión de Dumé y Corrales basada en La Loca de Chaillot de Jean Giraudoux

En busca del paraíso – 1997 (de Héctor Santiago)

Exilio 1996 (de Matías Montes-Huidobro

Doña Rosita la Soltera – 1995 (de Federico García Lorca)

En concierto 1983

Mujeres – 1983

La fierecilla domada – 1981 (de William Shakespeare)

En un burro tres baturros

Saca esa mujer de ahí – 1980-1981

Leandras – 1979

Presidenta y fundadora de producción teatral AMA (Asociación de Mujeres Pro las Artes) que produjo exitosas obras de 1990 a 1995.

Premios:

2004 - Finalista Premio Cálamo de Poesía erótica.

1996 – Finalista en “Letras de Oro” concurso literario auspiciado por University of Miami – Trampa Mortal

1993 – Mejor obra dramática del año (ACCA) – La herencia

1990 – Mejor dramaturga del año (ACCA) – Doble fondo

Teatro en Miami Corp a Cultural non for profit organization of Miami, Florida