Menu
RSS

Notas que saben a olvido.Photo by Asela Torres.Miami

ARTURO ARIAS-POLO - El Nuevo Herald

La complejísima realidad de las víctimas del Alzheimer conforma el tema de Notas que saben a olvido, la producción de Teatro Avante que representa a Estados Unidos en la recta final del 32 Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami.

La obra ocupará el escenario del Carnival Studio Theater, del Adrienne Arsht Center, este fin de semana, bajo la dirección de Mario Ernesto Sánchez. Cuenta con las actuaciones de Alina Interián, Gerardo Riverón, Edna Schwab, Julio Rodríguez y Yani Martín.

El drama de Aranceli Mariel Arreche describe la trayectoria de la enfermedad y su impacto en quienes rodean a Anita, una paciente de Alzheimer, cuyo universo se torna cada vez más personal en la medida en que la dolencia invade el pentagrama de su memoria en fuga.

“Notas que saben a olvido es el lugar revelador de los conflictos que experimenta la familia de Anita: el enojo de su hija Martina y el dolor impotente de Juan, su esposo, ante el avance de la enfermedad. Pero a su vez es el espacio donde surge la comprensión y la compañía del aprendizaje”, explicó Mario Ernesto, quien desde hacía tiempo buscaba un texto que abordara el tema “de esta popular enfermedad, entre nuestros padres y abuelos, que padecen 5.5 millones de personas en Estados Unidos”.

Entre las subtramas se cruzan las historias de Saverio, otro enfermo que vive añorando tiempos pasados; la de Carlos, el enfermero que lo encuentra en una de sus escapadas; y la de Raquel, una recién diagnosticada que se resiste a creer su situación.

El director cubano reconoció que, aunque se trata de una obra “difícil con muy pocos recursos para que el elenco se apoye”, sus actores aceptaron el reto “con pura actuación”, y que durante la etapa investigativa contaron con la asesoría de la Alzheimer’s Association y al Easter Seals of Miami.

La obra se desarrolla en la consulta médica, la sala y la fiesta de cumpleaños del personaje principal.

El diseño escenográfico, de Jorge Noa y Pedro Balmaseda, de la firma Nobarte, muestra los tres niveles por los que transita la enfermedad de la protagonista.

“Concebimos una propuesta abstracta a la que adicionamos sillas que simbolizan la cadena de ADN”, apuntó Noa.

La música original corrió por cuenta de Mike Porcel.

“La obra es una reflexión sobre la memoria, que es creadora de la identidad personal, social e histórica. Esa capacidad que nos permite extraer sabiduría de la experiencia propia o ajena y que marca todos los aspectos de nuestra vida”, destacó Mario Ernesto.


 LEER ARTÍCULO COMPLETO

logo-ENH

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos