Menu
RSS

max barbosaMax Barbosa (Palma Soriano, Santiago de Cuba)

Licenciado en Letras por la Universidad de Oriente. Integró los elencos de las agrupaciones Teatro Juvenil de La Habana y las Brigadas Artísticas Francisco Covarrubias. Laboró durante diez años en TeleRebelde - hoy TeleTurquino-, Santiago de Cuba, como actor, escritor y conductor del programa La Trova Santiaguera. Incursionó en la actuación radial en la emisora provincial CMKC. Reside en Miami. Aquí ha escrito para varias publicaciones locales, entre estas, La Voz Católica, El Nuevo Herald, Éxito así como en mundolatino.com (New York) y cubaencuentro.com (Madrid).Dos de sus entrevistas fueron escogidas por la editorial Aduana Vieja para su antologia La crónica más larga. Periodismo cubano en el exilio ( Madrid,2016).  Es periodista de www.teatroenmiami.com desde el pasado siglo.

La calle al final del mundoMax Barbosa – www.TeatroenMiami.colm

Estos amores trágicos son frecuentes en el arte que pudiera ser trivial abordarlos nuevamente, pero el ingenio no está en el asunto, sino en el autor que le trate.- Mariano José de Larras y Sánchez de Castro (1809-1837). Escritor y periodista español.

Así es don Mariano, Shakespeare (1564-1616)  aún conmueve con su Romeo y Julieta. Posteriormente, Tirso de Molina (1579-1648) escribe Los amantes de Teruel en 1615, definiéndola como una comedia histórica. Sin embargo, Marianito, cuánto se sufre en nuestro día a día por amores inconclusos. Quizás esta sea la motivación de La calle al final del mundo, dramaturgia de Ramón Caudet, dirigida por Anna Silvetti. Con ambos dialogamos.

 

Los Amantes de Teruel, según la leyenda, sufrieron por estar enamorados en el 1217, es decir, siglo XIII. Ocho siglos después, en el XXI, ¿es posible un mal de amores semejante?

 

Ramón.- 800 años es mucho tiempo, pero si involucras la posibilidad de  la reencarnación, entonces sí.

 

 Al inicio de la obra, Carlos, director teatral; Claudia y Eduardo, actores, ensayan “Los amantes clandestinos” cuyo estreno se aproxima. Teatro dentro del teatro. ¿Qué intentas?

R.- Desde el borrador inicial de la obra, establecí dos contextos que inician en paralelo y terminan por convertirse en uno solo.

Está La calle al final del mundo, la obra en sí, de corte realista y Los amantes clandestinos, la obra que se ensaya dentro de la obra, fundamentada en la leyenda de los amantes de Teruel y que alterna el siglo XIII y el siglo XXI, ofreciendo dos versiones distintas de acuerdo a los distintos entornos sociales propios de cada época. La leyenda de los amantes va apoderándose de todo y los personajes reales terminan convirtiéndose en distintas versiones de Isabel y Diego, los amantes de Teruel. Dos de los personajes reales son, efectivamente, la reencarnación de Isabel y Diego.

A partir de este contexto, utilizo las posibilidades de tener espacios y tiempos distintos para jugar con las formas, los lugares, las épocas, el entorno y los personajes.

Ha sido muy interesante escribirlo, pero la verdad es que he puesto a la directora y a los actores en un gran predicamento.  Anna ha tenido que romperse la cabeza con un montaje dificilísimo y los actores han tenido que enfrentarse a unos personajes que experimentan una metamorfosis profunda, un desdoblamiento total. No solo eso, yo mismo con la música he tenido que resolver la misma disyuntiva de dos mundos paralelos.

Respecto a las unidades dramáticas está claro que no se ajusta a las tradicionales unidades de acción, espacio y  tiempo del Arte Poética de Aristóteles. En la acción dramática hay dos vías claramente distintas con una historia de supervivencia y otra de amor, que para colmo, se multiplican en versiones distintas. El espacio plantea dos lugares iniciales y uno de ellos se transforma en un tercero. El tiempo va del siglo XIII al XXI pero en un lapso de unas pocas horas.

Al final resulta una obra que son dos o dos obras que son una y en donde los personajes se desdoblan en nuevos personajes.

Personalmente, me gusta mucho el concepto.

¿Quién es Lía? Además de los personajes mencionados al inicio de la entrevista, participan Mercedes y Renato pero ella no está en el reparto.

 R.-Físicamente, no. No aparece en persona, pero su influencia en los acontecimientos es definitiva. Sus palabras se escuchan en boca de Renato y su personaje es tan importante como cualquiera de los presentes.

Relacionándolo con la pregunta anterior, en cuanto a la multiplicidad de los personajes, espacios y tiempos, tengo que decirte que la puesta de Anna todavía le ha dado una vuelta más a la tuerca y ha expandido el concepto añadiéndole algunas cosas nuevas que me entusiasman.

Foto Ramon Caudet Puentes y paisajes fue la última de tus obras llevada a escena en Miami. Diferencias o coincidencias con esta.

R.- En Puentes y paisajes el primer acto era realista y narrativo. Se desarrollaba con tres monólogos en donde el texto describía la acción como un hecho en el pasado y la directora, Jacqueline Briceño, tuvo la magnífica idea de escenificar las acciones con un trazo de “imágenes en movimiento” de gran plástica. El segundo acto era onírico y metafórico y ofrecía una resolución del conflicto a través de un sueño de uno de los personajes. La acción dramática no era tradicional ni tampoco había personajes protagonistas y personajes antagonistas. Cada personaje era protagonista y a la vez su propio antagonista.

En La calle al final del mundo la acción dramática es absolutamente realista y en tiempo presente. La obra involucra aspectos paranormales como una segunda capa en la trama pero la primera capa sucede aquí y ahora con personajes de carne y hueso.

En cuanto a la temática, Puentes y paisajes se centraba fundamentalmente en el amor y sus consecuencias a través de una introspección profunda de los personajes. La calle al final del mundo involucra no solo el amor, sino el deseo, el miedo, la muerte y también se adentra en los efectos del entorno familiar y social en distintas épocas y lugares.

Puentes y paisajes era un drama de principio a fin mientras que La calle al final del mundo inicia como comedia y se transforma en tragedia.

 ¿Siempre compones la música de tus obras? ¿No confías en otros autores?

R.-Sí, siempre compongo la música de mis obras, pero no porque no confíe en otros compositores. De hecho hay muchos compositores que admiro y disfruto profundamente y con los cuales sería un honor trabajar.

La razón por la que yo mismo compongo la música es porque es parte integral de mi concepción del teatro y compongo al mismo tiempo que escribo. Es una capa fundamental en el entramado emocional que va de la mano con el texto y la sicología de los personajes. Está concebida para rescatar sensaciones y sentimientos inherentes al contexto de la obra y a los personajes.

Creo que este enfoque enriquece la experiencia teatral tanto para el público como para los propios actores.

¿Has dirigido otras obras en Miami?

Anna.-Sí, he dirigido la obra Sin daños a terceros, que se presentó en el Festival de Teatro Gay 2015 de Miami, con José Brocco, Noris Joffre y Mari Carmen Avilés, ganando el premio a Mejor Puesta en Escena. La obra también se presentó en el Festival del Tercer Amor en Puerto Rico con José Brocco, Noris Joffre y Alba Roversi y ganó el Premio de Mejor Dirección.

En MicroTeatro Miami he dirigido ocho obras.

En México dirigí La leyenda del unicornio, nominada como mejor obra infantil de 1990, La rama de espliego y fui directora durante 5 años del proyecto de Teatro Trashumante del Gobierno del Estado de Tabasco durante el cual dirigí veintiuna obras de teatro.

 Según la sinopsis Mercedes trastorna el comportamiento de otros personajes " a causa del influjo magnético que ejerce su presencia ",  además de que”...  Renato y sus acciones desatan una serie de acontecimientos trágicos..." ¿Cómo lograras estas cualidades en escena? ¿Es un teatro de atmósfera?

A.-Si te refieres a”teatro de atmósfera”  en el estricto sentido de Meyerhold, te diré que la puesta es una combinación entre este teatro de atmósfera y la “actuación stanislawskiana”. Creo que hoy en día el teatro ya ha cruzado los lindes de los estilos definidos y de los géneros teatrales puristas. En primer lugar, el texto de La calle al final del mundo, per se, ya nos define a los personajes con claridad. El trabajo actoral se ha diseñado y dirigido para lograr el objetivo de retratarlos con fidelidad y como siempre, la iluminación y la música juegan una parte muy importante en lograr la “ilusión”. 

Foto Anna Silvetti Del elenco.

A.-Carlos, el director de teatro, es interpretado por Gabriel Porras. Cuenta con una vasta experiencia teatral y televisiva y su formación está avalada por los mejores maestros del arte escénico en México. Es un actor informado, con muchos recursos y un profesionalismo difícil de encontrar. Es simplemente brillante.

Mercedes está interpretada por Gloria Peralta, actriz con una larga trayectoria televisiva. Ha participado en algunas obras de teatro y desde que leí el libreto pensé en ella. En las ocasiones que la he visto en las tablas, me ha calado su interpretación. Su capacidad de entrega es fantástica.

Eduardo es interpretado por Ariel Texidó. Ariel es un “animal de teatro”. He compartido escenario dos veces con él (Belleza del padre y El color del deseo, ambas de Nilo Cruz) y no cesa de sorprenderme. Esta es la segunda vez que lo dirijo y es una delicia contar con su creatividad y su capacidad lúdica.

Claudia es interpretada por Cristina Ferrari. A Cristina la había visto en una puesta de MicroTeatro Miami y ha sido una sorpresa muy agradable trabajar con ella. Se formó en la compañía Teatro Prometeo, tiene una actitud seria y consistente y un encanto natural perfecto para el personaje. Creo que su Claudia puede dar mucho que hablar.

Francisco Porras interpreta a Renato. Para mí trabajar con Francisco es como un paseo por la playa. Es la tercera vez que lo dirijo y siempre es un gozo trabajar con él. Es un actor versátil, disciplinado e inteligente. Renato es un personaje que plantea un gran reto y Francisco lo ha hecho suyo y lo está desarrollando de una manera muy convincente.

Hay dos sorpresas más que prefiero se descubran el día del estreno.

Del vestuario. La época es ahora mismo, ¿los actores usarán el suyo a modo de comodidad ?

A.- La producción lo proveé . Al ser época actual y en una situación cotidiana, el vestuario está escogido de acuerdo a la psicología del personaje y las necesidades del montaje. Sí, hay vestuario realizado de época (1217).

 

El diseño de luces...

A.- Es parte fundamental de la puesta para definir espacios, estados de ánimo y secuencias dramáticas. Afortunadamente contamos con el genio de Pyry Remírez de Estenoz, con quien he trabajado en varios montajes como actriz y nos entendemos a la perfección. Sé que las atmósferas que él creará con la luz serán memorables.

 Y para bajar el telón... 

Anna.-En lo personal quiero agradecerle a Ramón Caudet por confiar en mí para la puesta en escena de La calle al final del mundo. También a Francisco Tardío, director del Centro Cultural Español, que nos ha apoyado en todo momento; a Javier Siut, coordinador del Miami-Dade County Auditorium por abrirnos las puertas de su maravilloso espacio; a los actores por su talento, entrega y disciplina y a mí mano derecha, Marina Porras, que me asiste en todo de una manera formidable.

Ramón.- Quiero agradecer a Anna su creatividad, rigor y compromiso; a Gabriel, Gloria, Ariel, Cristina y Francisco su talento y dedicación; a Miranda y a Rodrigo su frescura, a Marina su incondicionalidad, a Francisco Tardío y a Javier Siut su apoyo y a Raquel Esteban su camaradería desde Teruel.

Agradecerte a ti por considerarnos y finalmente agradecer al público que asiste y mantiene vivo al teatro.


La calle al final del mudo. 8 y 9 de septiembre 8:30 pm. Dia 11 a las 5:00 pm en Miami-Dade County Auditorium, 2901 W Flager. Teléfono 305-684-8332.

Septiembre - 16,17, 23 y 24, 8:30 pm. 18 y 25, 5:00 pm en Koubek Center, 2705 SW 3rd St. Teléfono 305-237-7750.La Gaviota Productions. Teléfono 305-546-2631.


Música de Ramón - La calle al final del mundo.


La calle al final del mundo - A1 - Prologo


La calle al final del mundo - A2 - Verso II


La calle al final del mundo - A2 - La muerte de los amantes


La calle al final del mundo - A3 - Prologo


Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos