Menu
RSS

max barbosaMax Barbosa (Palma Soriano, Santiago de Cuba)

Licenciado en Letras por la Universidad de Oriente. Integró los elencos de las agrupaciones Teatro Juvenil de La Habana y las Brigadas Artísticas Francisco Covarrubias. Laboró durante diez años en TeleRebelde - hoy TeleTurquino-, Santiago de Cuba, como actor, escritor y conductor del programa La Trova Santiaguera. Incursionó en la actuación radial en la emisora provincial CMKC. Reside en Miami. Aquí ha escrito para varias publicaciones locales, entre estas, La Voz Católica, El Nuevo Herald, Éxito así como en mundolatino.com (New York) y cubaencuentro.com (Madrid).Dos de sus entrevistas fueron escogidas por la editorial Aduana Vieja para su antologia La crónica más larga. Periodismo cubano en el exilio ( Madrid,2016).  Es periodista de www.teatroenmiami.com desde el pasado siglo.

carne julio de la nuez 38Por Max Barbosa – www.TeatroenMiami.com

Carne es una puesta en escena digna de observar, sobre todo, por los amantes del teatro. Erom Jimmy Cuesta, su director, hilvana representación y texto durante cada cuadro por la complejidad del conflicto que representa. Él y Maikel Chávez, dramaturgo residente en ultramar, intentan una paradoja teatral cubana: unir la desunión.

Del espectáculo.

Erom acude al cuerpo del actor mediante la expresión corporal como medio eficaz para que cada uno de ellos exprese sus circunstancias. Las actuaciones construyen una exterioridad a partir de la acción dramática. Se hace innecesario penetrar la interioridad del personaje si es que hay. De ahí el frenético accionar que permite incorporar los elementos de utilería, contribuyendo a la coherencia escénica, independientemente de la banda sonora creando atmósferas dramáticas y el diseño de luces enfatizando estas. Ningún elemento sobra, es más, al ser manipulados adquieren otra significación como la vasija que La Inquilina (Mónica Rodríguez) convierte en orinal o la musicalidad que surge de las hachuelas al darle filo, conmoviendo al insensible.  Con razón escuchamos el efecto sonoro de ráfagas de huracán mientras llegamos al lunetario. Sí, estaremos inmersos en este al ver, por ejemplo, la relación que se establece entre La Allegada (Jessica Mesa) y La Inquilina. Aquella es Cuba: el personaje permanece amordazado y es el único que trata de cocer, hilvanar, una bandera cubana deshecha. La otra es una joven repleta de ilusiones que trata de alquilar un cuarto que no existe. En sentido general, el elenco demuestra el dominio de los personajes al integrarse a un contexto deprimente donde sobrevivir es angustia existencial.

 

Del texto: ¡Ay!

“La historia comienza con la llegada de una inmigrante a una casa, respondiendo un anuncio de alquilar una habitación. Hay símbolos claros de donde viene y a donde ha llegado. Puede pasar en cualquier lugar y a cualquier persona”, expresó Erom en Carne y Cuba: ¿lo mismo, pero al revés? (Primera Parte)

La problemática cubana es tan prístina, tan malévolamente particular que es increíble su existencia en “ cualquier lugar” o que la sufra “cualquier persona”, menos en Miami, si es el lugar a donde llega La Inquilina. En este caso no hay fábula posible.


Carne. Sólo dos funciones. Viernes 29 y sábado 30 a las 80 pm. Akuara Teatro. 4599 SW 75 Ave. Teléfonos: 786-853-1283 y 786-260-9234.


FOTOS - Julio de la Nuez

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos