Menu
RSS

max barbosaMax Barbosa (Palma Soriano, Santiago de Cuba)

Licenciado en Letras por la Universidad de Oriente. Integró los elencos de las agrupaciones Teatro Juvenil de La Habana y las Brigadas Artísticas Francisco Covarrubias. Laboró durante diez años en TeleRebelde - hoy TeleTurquino-, Santiago de Cuba, como actor, escritor y conductor del programa La Trova Santiaguera. Incursionó en la actuación radial en la emisora provincial CMKC. Reside en Miami. Aquí ha escrito para varias publicaciones locales, entre estas, La Voz Católica, El Nuevo Herald, Éxito así como en mundolatino.com (New York) y cubaencuentro.com (Madrid).Dos de sus entrevistas fueron escogidas por la editorial Aduana Vieja para su antologia La crónica más larga. Periodismo cubano en el exilio ( Madrid,2016).  Es periodista de www.teatroenmiami.com desde el pasado siglo.

12191543 10207334183727058 372055212722989007 nPor Max Barbosa – www.TeatroenMiami.com

La profesión de la Señora Warren, del escritor inglés George Bernard Shaw  (1856-1950), regresó a su escenario natural durante el Quinto Festival de Teatro de Pequeño Formato en ArtSpoken Performing Arts Center. El elenco lo integran: Alicita Lora (Sra. Warren) Yenilen Mola (Vivie), Fernando Goicochea (Mr. Praed) y Hendrik Mariné (Frank Gardner) dirigidos por Yoshvani Medina. Adaptación, Jorge Carrigan.

Bernard Shaw la escribió en el 1893, pero no pudo ser estrenada en Londres hasta 1902. La historia es atrevida si tenemos en cuenta que surgió en la Era Victoriana  (1837-1901), que si bien Inglaterra gozaba de paz y boyante economía, la sociedad no admitía violaciones al consenso moral que promovía. Por eso la reacción del Lord Chamberlain (censor teatral) de aquel instante cuando suspendió el estreno: era inadmisible recrear cómo una prostituta, convertida en empresaria sexual  (Mrs.Warren poseía varios burdeles), justifica su profesión ante Vivie, la hija que verá por primera vez después de finalizar los estudios universitarios financiados por las casas de putas materna. Se dice que, antes de ser presentada al público en la fecha mencionada anteriormente, se realizaban funciones sólo para el gremio artístico el domingo porque las salas cerraban ese día.

 A mi modo de ver, señalo los aspectos a destacar en la puesta que observé. Yoshvani Medina es al limitado espacio escénico de ArtSpoken como este es a él. Es decir, mediante el uso de elementos practicables le da valor a dicha extensión en función del diseño de movimientos actorales que pudieran ser, como en la puesta que comento, coreografías en el centro donde los personajes giran para ser vistos desde diferentes ángulos. En esta oportunidad una armazón de metal como un techo que se agranda o reduce cobija las atmósferas dramáticas. El diseño escenográfico de Carlos Artime refleja el concepto del director. Pero esa dimensión contribuye, además, a la comunicación actor-público por la cercanía de ambos. Ninguna relación en este sentido con Microteatro o Paseo de las Artes (dos eventos con el mismo collar). Tal vez Yoshvani esté conformando su estética del lugar que posee.

12208738 10207334183087042 2902512663562604170 n¿Y en cuanto a la presentación como tal? La época está presente en la adaptación de Carrigan porque conservó el carácter eminentemente dialogal del original y sugerida mediante el vestuario de Ángel Lucena. Pero, como es conocido, las actuaciones con rasgos realistas aunque se desarrollen en un marco que no lo sean, o pretendan no serlo son riesgosas para el actor. Alicita Lora (Mrs. Warren) logra que el personaje se comporte creíblemente a través de la interpretación del texto así como del lenguaje corporal. Es de notar las diversas actitudes que incorpora según las circunstancias que bien pudiera ser una “victoriana-miamense” por el hecho de que para realizar un personaje inglés hay que serlo, opino. No en balde cosechó los más nutridos aplausos. Con Yenilen Mola (Vivie) y Hendrik Mariné  (Frank) aconteció algo curioso. Parece ser que Yenilen se preocupó demasiado por el bien decir en menoscabo de incorporarlo a los movimientos. Hendrik valoró el comportamiento físico para crear un joven displicente lo cual es válido; sin embargo, su hablar resultó displicente también como la risa al final de la primera escena. Fernando Goicochea (Mr. Praed) me sorprendió debido a que Praed fue el mismo de principio a fin. Ahora bien, ¿son estas actuaciones deficientes? No, claro, actuar es una de las profesiones más difíciles desde antes de Cristo hasta después de Cristo.

Por último: al finalizar la presentación de la obra que nos ocupa, Yoshvani Medina expresó, “si cayera una bomba en Miami ahora desaparecía el teatro de arte”, quizás motivado por la presencia en el lunetario de los directores Adela Romero, Juan Roca y Erom Jimmy Cuesta quienes han incursionado en dicha categoría. Bien, Director, eso es parte de la verdad, no toda la verdad porque pienso en otros directores. Tu afirmación amerita una nota periodística al respecto.

El Quinto Festival de Teatro de Pequeño Formato continúa hasta el próximo 22 del actual. Para más información, www.artspoken.org

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos