Menu
RSS

max barbosaMax Barbosa (Palma Soriano, Santiago de Cuba)

Licenciado en Letras por la Universidad de Oriente. Integró los elencos de las agrupaciones Teatro Juvenil de La Habana y las Brigadas Artísticas Francisco Covarrubias. Laboró durante diez años en TeleRebelde - hoy TeleTurquino-, Santiago de Cuba, como actor, escritor y conductor del programa La Trova Santiaguera. Incursionó en la actuación radial en la emisora provincial CMKC. Reside en Miami. Aquí ha escrito para varias publicaciones locales, entre estas, La Voz Católica, El Nuevo Herald, Éxito así como en mundolatino.com (New York) y cubaencuentro.com (Madrid).Dos de sus entrevistas fueron escogidas por la editorial Aduana Vieja para su antologia La crónica más larga. Periodismo cubano en el exilio ( Madrid,2016).  Es periodista de www.teatroenmiami.com desde el pasado siglo.

10. 30 IHTF of Miami Principe azul.Photo by Pipe Jaramillo.Miami.U.S.APor Max Barbosa – www.TeatroenMiami.com

 

A finales de la década del 70 y comienzo de la próxima, Argentina sufrió una sangrienta dictadura militar que dejó el saldo de 30,000 personas desaparecidas. En consecuencia, un grupo de artistas (dramaturgos, músicos, actores, etc.) protestaron a través del Ciclo de Teatro Abierto presentando obras cortas. El Picadero, sede de estas puestas, fue incendiado pero reconstruido por el productor Sebastián Blutrach. Entre esos protestantes estaba Eugenio Griffero (Buenos Aires, 1936) cuyo texto Príncipe azul dirige Neher Jacqueline Briceño para el XXX Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami.

 

Juan: … los barquitos, los barquitos flotan en el mar azul y las gaviotas, las gaviotas. (Se detiene bruscamente, expresión de horror por lo que ve. Da un salto y gira, queda de espalda) ¡Dios mío! ¡Este esperpento no puede ser él!

Gustavo: (Gira trabajosamente y también queda de espalda. Expresión aterrada)

¡ No! ¡Yo me escapo, este payaso, que burla, Juan este payaso!

 

 ¿Cómo llegas al Príncipe azul y qué te motivó llevarlo a escena?

Principe azul  fue una recomendación de Arnaldo Pipke, actor de teatro, cine y televisión de origen argentino y director del Adriana Barraza Acting Studio.  Conoció la pieza en Buenos Aires años  atrás y me habló de ella. Nos sentamos a leerla Adriana Barraza, Jorge Hernández, Pipke y yo. Hicimos una de esas lecturas placenteras y creativas que hacen que el texto tome vida desde el primer instante. Al oirla me ocurrió algo muy particular, tuve la necesidad inmediata de sentarme a trabajar en la atmosfera que serviría para envolver esta historia de amor tan particular y conmovedora. Me sigue impresionando encontrar en cada ensayo nuevas aristas  creadas por Griffero, su doble lenguaje que nos sumerge sin darnos cuenta en esa complejidad oceánica que semeja el mar tan presente en la historia y en la vida de los personajes. En cada ensayo me sobreviene la frase de siempre: debajo de estas dos aguas (Juan y Gustavo)  hay mucho que pescar.

 

  Eugenio Griffero escribe el texto en 1982. También es psicoanalista. ¿Es la primera vez que sube a escena una de sus obras en Miami?

Sí, es la primera vez.

 

 ¿Es el texto original? ¿Respetas las acotaciones del dramaturgo en cuanto la caracterización de los personajes y la atmósfera dramática a crear?

El texto está intacto. Las sugerencias del autor han sido respetadas.  Por supuesto,  se han generado aportes  tanto actorales como de dirección provocadas por el mismo texto. Es inevitable  cuando la historia nos toca y nos incentiva. Por eso estoy muy entusiasmada con la estética que estamos logrando.

 

 Juan y Gustavo vuelven a verse cincuenta años después del idilio que los unió a la edad de dieciséis. El reencuentro es sorprendente por la actitud de ambos. ¿Estarán muertos en vida sin saberlo?

 Ambos personajes están armados con una psicología extraordinaria.  De hecho, Griffero es psicoanalista  por eso la historia esta tejida con tanta particularidad. Como si el recorrido de quienes la vemos atravesara por filamentos muy sensibles y zonas indescifrables del pensamiento humano y sin darnos cuenta quedar atrapados en esa aparente cotidianidad con la que juegan constantemente sus personajes. Y sí, tienes razón. Reencontrarse cincuenta años después y no vencer la incomunicación genera, metafóricamente, esa "no vida" que planteas. De ahí la contemporaneidad del espectáculo.

 

Teatro del absurdo, sin dudas; sin embargo, cuando los personajes intercambian su roles (¿teatro dentro del teatro?), el conflicto se acerca a nuestra realidad. ¿Será por el lenguaje?

Sí. El lenguaje, las características tan particulares con las que Griffero plantea el tema y sus dos personajes  sumergidos constantemente en un doble juego teatral y humano,  hacen que  nos veamos ante una propuesta de teatro del absurdo donde justamente la realidad pasa a ser nuestra responsabilidad. Descífrala o juzgarla nos corresponde a nosotros. Ellos sencillamente son víctimas de sus circunstancias y "aparentemente" no tienen la capacidad de plantearse ninguna resolución. Incomunicación propia del absurdo y absurdo propio del ser humano y su incapacidad  de liberarse de los prejuicios y las culpas.

 

 Del elenco.

Me siento privilegiada. Jorge Hernández y Arnaldo Pipke no sólo son dos grandes  profesionales de la escena sino que hacen del proceso de montaje un encuentro ameno, divertido y enriquecedor. Cada ensayo es una invitación a la risa y lo esperamos como algo necesario y vital.

Ambos han hecho de Gustavo y Juan dos seres únicos. Encantadores en sus problemáticas, en la capacidad de entregarse y conmoverse y yo, feliz del encantamiento, dándome la oportunidad de vivir de cerca la naturaleza masculina.

 

  Del equipo de realización.

Principe Azul es la segunda coproducción del Adriana Barraza Black Box con Nobarte. El diseño escenográfico es de los artistas Pedro Balmaseda y Jorge Noa. El diseño de luz está en manos del reconocido diseñador cubano Carlos Repilado, La operadora de luces  es Joanna Hecker, el de sonido André Rodríguez, la asistencia administrativa es de Katia Pineda y la banda sonora y la producción general pertenece a Adriana Barraza. Un gran equipo al que admiro y respeto enormemente.

 

 Tus pretensiones…

Que el público la disfrute y ejerza su punto de vista ante un tema, que aunque fue planteado libremente hace más de tres décadas, sigue presente. Que el autor, un ser maravilloso que nos escribe correos cargados de sabiduría y encanto, quede contento cuando le enviemos un video a España donde vive hace años y que los actores y todo el equipo de trabajo sumen esta puesta a sus recuerdos más preciados. En cuanto a la producción, mantenerla en cartelera no sólo en los dos días que corresponden al festival, sino tres semanas más, es decir, hasta el sábado 8 de agosto.

 

 Finalmente…

Siempre será un reto emprender un nuevo proyecto en Miami. De todos es sabido el riesgo que significa apostar por un teatro de contenido, sostener un espacio, como es en este caso el Adriana Barraza Black Box e intentar que la programación mantenga  la seriedad y profesionalismo que siempre hemos querido. 

Pertenecer a la programación del 30 Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami , reconocido  por la calidad de las compañías que participan, es  una de las más significativas maneras de intercambio con países, tendencias y maneras de afrontar la creación teatral a nivel internacional . Gracias a Mario Ernesto Sánchez por permitirnos formar parte del festival y gracias a Teatro en Miami por el gran apoyo que siempre han brindado al crecimiento del teatro en nuestra ciudad.

 

De Neher Jacqueline Briceño.

Actriz, directora, pedagoga y dramaturga venezolana. Se inicia como actriz en 1973 en el Teatro de Niños y Adultos de la Universidad de Carabobo. Por más de una década actúo para Teatro Estable de Carabobo, Teatro Juvenil de Venezuela y Compañía Regional de Teatro de Venezuela. Ha impartido clases de actuación en diversas instituciones venezolanas, entre otras, la Universidad Tecnológica del Centro. Desde 1997 reside en Miami y crea Miami Dade Children’ Theater. Integró Teatro Avante, actuando en La feria de los inventos y La Celestina por citar sólo dos. En el 2006 imparte clases de actuación para niños y jóvenes en el programa prometeitos así como entrenamiento profesional del Teatro Prometeo del Miami Dade College . Desde más de quince años trabaja como directora y dramaturga invitada del Teatro de la Luna en Washington, D. C. Actualmente es profesora de actuación, directora, actriz y dramaturgas en Adriana Barraza Acting Studio. Posee varios premios como el de dramaturgia María Teresa León por La casa de todos, otorgado por la Asociación de Directores de Escena de España.

Nota.- Agradecemos al actor Arnaldo Pipke  su colaboración para esta entrevista


 

Príncipe azul. Jueves 23 y viernes 24. En Adriana Barraza Black Box. 3100 NW 72 nd Ave. Suite 127. Teléfono; 305-436-2916. Parqueo gratis.

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos