Menu
RSS

max barbosaMax Barbosa (Palma Soriano, Santiago de Cuba)

Licenciado en Letras por la Universidad de Oriente. Integró los elencos de las agrupaciones Teatro Juvenil de La Habana y las Brigadas Artísticas Francisco Covarrubias. Laboró durante diez años en TeleRebelde - hoy TeleTurquino-, Santiago de Cuba, como actor, escritor y conductor del programa La Trova Santiaguera. Incursionó en la actuación radial en la emisora provincial CMKC. Reside en Miami. Aquí ha escrito para varias publicaciones locales, entre estas, La Voz Católica, El Nuevo Herald, Éxito así como en mundolatino.com (New York) y cubaencuentro.com (Madrid).Dos de sus entrevistas fueron escogidas por la editorial Aduana Vieja para su antologia La crónica más larga. Periodismo cubano en el exilio ( Madrid,2016).  Es periodista de www.teatroenmiami.com desde el pasado siglo.

mb 2 2Por Max Barbosa - www.TeatroenMiami.com 

Es admirable el esfuerzo de Belkis Proenza y Miguel Pascual, su esposo, por ofrecer puestas en escena en La Casa del TÉatro constantemente. Sin tiempo para respirar, después de adquirir, además del que poseen, el espacio que ocupaba Havanafama Studio no se detienen. Dos salas: dos espectáculos diferentes a presentar porque la espada de Damocles del arriendo contribuye a definir la programación que debe ser atrayente. De ahí Los infieles, adaptación y dirección de Belkis a partir de Clotilde en su casa del mexicano Jorge Ibargüengoitia (México, 1928- Madrid, 1983).

Jorge recreó la idiosincrasia de México en las obras que concibió, tanto narrativa como teatral. Se cuenta que cuando escribió Susana y los jóvenes, su  profesor, el también dramaturgo mexicanoRodolfo Usigli (1905-1929), reconoció la facilidad para crear diálogos del autor, detalle observable en Los infieles.

El elenco lo integran Luis Alcaraz (Roberto, esposo de Clotilde), Verónica Abruza (Clotilde), Karina Domínguez (Tía Nicolasa, pariente de Roberto) y Heri Quiles (Toño, el mejor amigo de Roberto). Ellos participan en la historia de Clotilde: adúltera por afición, incapaz de comprender la significación del hecho, lo asume cual juego de adolescente, disfrutando dicha travesura aunque, en la práctica, sólo ha engañado a Roberto dos veces durante varios años de matrimonio: una de esas ocasiones fue y es con Toño. Estamos en presencia de una comedia en la que prima el sarcasmo, la ironía y un humor negrísimo pero serio, muy serio. Por eso la riqueza de los diálogos al reflejar conceptos y actitudes de una sociedad municipal. Cuando Roberto le recrimina a Clotilde su relación con Toño, ella le pregunta, “Y no me vas a perdonar”. La inmoralidad como costumbre.

mb 2 1Vale destacar las actuaciones. En sentido general, los actores asumieron verazmente la incorporación de los personajes porque creyeron en ellos. Luis Alcaraz, quizás por ser mexicano (el acontecimiento sucede en México, aunque la directora obvia este dato, situándolo en cualquier país), actuó como quién conoce el terreno que pisa. Acertada interpretación del texto, enriquecida por el acento del país. Karina Domínguez caracteriza a una mujer de tal vez sesenta años o más sin cliché. Se nota la juventud de la actriz pero observamos a la Tía Nicolasa mediante la gestualidad, vestuario, maquillaje e impostación de voz: ficción-realidad. Innecesaria la escena en que habla con alguien inexistente porque no aportó alguna información que posteriormente fuera útil para el personaje, además, Nicolasa sale a escena “desarrollada”. Verónica Abruza sorprende por la naturalidad del desempeño. Le imparte al personaje esa picardía propia de quien desconoce las consecuencias que vendrán, es más, no le preocupa. Lamentablemente abusó de “apartes” dirigidos al público a través de gestos faciales, sobre todo, para acentuar sus barrabasadas a pesar de que están implícitas y explícitas al dialogar. Heri Quiles falla en la valoración del texto aunque visualmente luce acertado como antagonista de Roberto. Hubo ausencia de transiciones y pausas.

En cuanto a la escenografía. Se debatió entre realista o no. Cuando el espacio escénico es pequeño y se cuenta con pocos recursos lo más práctico, parece ser, es sugerir el contexto en aras de ganar espacio para las actuaciones.

Ahora bien, ¿Cuál fue la actitud final de Roberto ante el adulterio de Clotilde? Borracho, sacó una pistola y disparó varios tiros. Al percatarse de que no hirió o mató a nadie, se quejó de su mala puntería, huyendo a foro.

El pasado domingo concluyó las presentaciones de Los infieles.

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos