Menu
RSS

max barbosaMax Barbosa (Palma Soriano, Santiago de Cuba)

Licenciado en Letras por la Universidad de Oriente. Integró los elencos de las agrupaciones Teatro Juvenil de La Habana y las Brigadas Artísticas Francisco Covarrubias. Laboró durante diez años en TeleRebelde - hoy TeleTurquino-, Santiago de Cuba, como actor, escritor y conductor del programa La Trova Santiaguera. Incursionó en la actuación radial en la emisora provincial CMKC. Reside en Miami. Aquí ha escrito para varias publicaciones locales, entre estas, La Voz Católica, El Nuevo Herald, Éxito así como en mundolatino.com (New York) y cubaencuentro.com (Madrid).Dos de sus entrevistas fueron escogidas por la editorial Aduana Vieja para su antologia La crónica más larga. Periodismo cubano en el exilio ( Madrid,2016).  Es periodista de www.teatroenmiami.com desde el pasado siglo.

Jose Gonzalez, Vivian Acosta and Elizabeth Mena Corteguera.Por Max Barbosa - www.TeatroenMiami.com 

Se escucha sonido de tren llegando a la estación. Por el fondo aparece La Vieja arrastrando un baúl que dispone para la representación.

La Vieja.- Allá a los lejos          

 Se ve una gran claridad

Esa es la virgen María

Fe, esperanza y caridad.

(Inicio de la puesta  con la entrada de La Vieja, contraparte de La virgen que es Juana Borrero). 

Ayer finalizó la puesta en escena de La virgen triste con la actuación de Vivian Acosta y dirección de José González, es decir, Galiano 108. El texto pertenece a Elizabeth Mena. Pero, ¿quién es ella? ¿De dónde surgió esta dramaturga que pocos conocen en el contexto teatral de nuestra ciudad cuya única obra llevada a escena hasta el momento es exitosa?

Teatroenmiami.com se complace en presentárselas.

Elizabeth nació en Güines, provincia Habana. Desde pequeña le encanta fabular y actuar- aún lo disfruta-, historias de su creación. De ahí que, ya crecidita, acudió a una de las convocatorias para estudiar en el Instituto Superior de Arte,  más conocido por el ISA. Supo que existía la especialidad de teatrología y dramaturgia. Realizó las pruebas pertinentes y  para mi sorpresa, dice,  fui aprobada. Se graduó en el 1990 con la tesis titulada Rondeles, inspirada en la obra de Juana Borrero (1863-1893). Dos años después, Vivian y José acudieron a ella interesados en un espectáculo unipersonal a partir de la poeta.

 Fueron sesiones de trabajo en las que fluía la creación desde la perspectiva de los pilares del teatro: director, actor y dramaturgo, afirma.

Entonces, ¿qué sucedió?

Las pautas dramatúrgicas del nuevo texto ya estaban contenidas en el anterior: una historia no contada de modo lineal sino como memoria fragmentada donde el conflicto interior era debatido en el diálogo de Juana con el personaje de La Vieja, quien mantuvo su perfil de conciencia lúcida o juez inexorable de la trayectoria vital de la joven poetisa pero adquirió un nueva arista, la del ser místico, capaz de revivir la imagen de Juana Borrero quien retorna a la tierra para confrontarse con la existencia pasada, o con la futuridad que no alcanza. De esta manera, el monólogo obtuvo un nuevo carácter, el del ritual. Los personajes sacrificados aparecen evocados gracias a esa atmósfera de ensoñación que se mantiene. De esta manera ocurrió el tránsito desde la obra del teatro al monólogo, no como ruptura, sino como devenir.

Elizabeth se regocija como autora por el éxito de La virgen triste, pero admite que gracias a la actuación de Vivian Acosta y a la dirección de José González el texto alcanza otras dimensiones, conmocionando aún a los espectadores a pesar de haber sido estrenado veinte años atrás. Su responsabilidad maternal la hizo distanciarse del teatro. No obstante,  confieso que me falta la voluntad y constancia que requieren el oficio del arte. Respeto y admiro a aquellos que le dedican su vida.

mb 26 2¿Habrá otra puesta en escena?

Uno de mis textos, El hijo, basado en el relato El perro pinto que corre junto al mar de Aitmatov, fue otro proyecto que comencé junto a Galiano 108 que quedó inconcluso. Por estos días, después de nuestro reencuentro, José me comentó la posibilidad de retomarlo.

La virgen triste fue publicado, junto a otros monólogos, en el libro La soledad del actor de fondo (1999) por la editorial cubana La rueda dentada con selección y prólogo de Waldo González López.

Juana.- Mis cartas, mis cartas, mis cartas.

La Vieja.- Juana, qué cartas Juana, qué cartas, esas cartas nunca van a llegar, ya no hay nadie que las escribas. Todos estamos muertos, muertos. Convéncete, Juana, Juanita. Con razón lo decían, una adolescente atormentada.

Allá a lo lejos

Se ve una gran claridad

Es la virgen María

Fe, esperanza y caridad

Alumbra aquí, alúmbrala

Que si tú no lo haces

Quién la va alumbrar

Allá a los lejos

Se ve una gran claridad

Es la virgen María

Fe, esperanza y caridad.              

( Fin de la puesta).

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos