Menu
RSS

max barbosaMax Barbosa (Palma Soriano, Santiago de Cuba)

Licenciado en Letras por la Universidad de Oriente. Integró los elencos de las agrupaciones Teatro Juvenil de La Habana y las Brigadas Artísticas Francisco Covarrubias. Laboró durante diez años en TeleRebelde - hoy TeleTurquino-, Santiago de Cuba, como actor, escritor y conductor del programa La Trova Santiaguera. Incursionó en la actuación radial en la emisora provincial CMKC. Reside en Miami. Aquí ha escrito para varias publicaciones locales, entre estas, La Voz Católica, El Nuevo Herald, Éxito así como en mundolatino.com (New York) y cubaencuentro.com (Madrid).Dos de sus entrevistas fueron escogidas por la editorial Aduana Vieja para su antologia La crónica más larga. Periodismo cubano en el exilio ( Madrid,2016).  Es periodista de www.teatroenmiami.com desde el pasado siglo.

mi platero 30Por Max Barbosa - www.TeatroenMiami.com
Foto - Julio de la Nuéz.

La tarde será un sueño de colores…
tu fantástica risa de oro y plata
derramará en la gracia de las flores
su leve y cristalina catarata.
Juan Ramón Jiménez, del poema ¿Remordimiento?

El pasado domingo 22 concluyó las presentaciones de la puesta en escena Mi Platero, “juguete teatral” – así lo definen sus creadores: Antonio Orlando Rodríguez y Eddy Souza, quien asume, además, la dirección escénica y el diseño de vestuarios- para homenajear el centenario de la primera publicación ( 1914-2014) del célebre Platero y yo en Artefactus Cultural Project.

Pero, ¿cuál es la diferencia entre ambos títulos? Si bien Juan Ramón Jiménez lo concibió, quizás, como una relación familiar con el enternecedor burrito, Antonio Orlando y Eddy lo incorporan a sus existencias, proporcionándole una dimensión más humana que será el leitmotiv que rige el acontecimiento. De ahí el optimismo que se respira durante la presentación, esa alegría que hizo feliz la infancia de Juan Ramón. Se hizo innecesario referirse a los ataques depresivos que sufrió, a esa soledad que lo aquejaba hasta que escuchó, a través de una pared en La Casa de Estudiantes, la risa de Zenobia Camprubí. Ambos renacen en la puesta a través de Maribel Barrios y Leandro Peraza por la diversión con que incorporan los personajes, apoyados por una concepción minimalista del montaje que contribuye al protagonismo de las actuaciones como tales. Excelente el policía que recrea Leandro con características chaplinescas. Nostálgica la imagen que ofrece Maribel de aquellas americanas que disfrutaban regar los jardines cuando el vivir era apacible. Notable la manipulación de los diversos objetos de utilerías como si formaran parte de ellos mismos. Acertado el ritmo que le imprime Eddy al decursar del hecho que es imposible percatarse del paso del tiempo. Evidentemente hubo un trabajo de equipo: Pedro Balmaseda, diseño de luces; María Sánchez y Alexis Lago, utilería e imagen gráfica; Sergio Indricaín, consultor literario; Nelsón Jiménez, banda sonora; productor, Carlos Arteaga.

Ahora bien, ¿Es Mi Platero una obra para niños? No lo creo. La riqueza conceptual del texto enriquece a los padres que sean capaces de llevar a sus hijos para inocularlos del sentido humano del teatro. Detrás de mi, una madre le explicaba a su hija qué sucedía. Entonces, casí al final de la obra, Juan Ramón ( Leandro) le dice a Zenobia ( Maribel): “ Vamos a dormir…” De inmediato escuché decir a la niña: “ ! No, mami, no! ”

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos