Menu
RSS

 

156774 450965878294516_60076099_nPor Max Barbosa – www.TeatroenMiami.com

 

Ante la inminencia del estreno que se avecina, evité introducir lo que es en sí misma una introducción a la próxima contingencia de José Manuel: sus conceptos del riesgo a padecer.    

 

 El proyecto Antiheroes Inc. ¿Cuál es la propuesta?

Antihéroes es el nombre de una organización sin fines de lucro, creada para fomentar la inclusión en el sur de la Florida a través de la colaboración de artistas con y sin discapacidades en diferentes proyectos artísticos. Su misión no se limita, sólo, a las artes escénicas, sino que en el futuro podría servir de plataforma a artistas plásticos o músicos para los cuales el acceso a las corrientes del mercado les resulta cuesta arriba; y ya sabemos que el mercado de las artes es algo sumamente complejo para todos, aún para aquellos que no tienen ningún impedimento.

 La filosofía del antihéroe es algo a contrapelo de la cultura de masas, algo diferente en un mundo salpicado por la moda inocua de seres superficialmente perfectos y perfectamente superficiales, desde los superhéroes de los dibujos animados hasta los de las telenovelas, que a fuerza de rellenos de silicona y bronceados perfectos, van camino a convertirse en seres horriblemente deformados y candidatos al más colorido cáncer de piel.

 En una entrevista previa con www.teatroenmiami.com  comentaba acerca de mi interés en la vida o el desarrollo de esas obras que se caracterizan porque sus protagonistas son seres con muy pocas probabilidades de convertirse en héroes. No obstante, de alguna manera, llegan a serlo, a veces en contra de su propia voluntad porque con sus actos fallidos o sus soluciones, que sólo logran crear un problema mayor, pueden afectar positivamente la vida de otras personas, cambiar su destino y las perspectivas de vida de los que viven alrededor de ellos. Por eso durante el TEMFEST 2011 presentamos Ñaque o de piojos y actores, del dramaturgo español José Sanchis Sinisterra y que contaba con las actuaciones de Ivette Kellems (quien repite ahora en un personaje protagónico) y su madre, la gran actriz peruana Esther Chávez.

De esa mezcla entre la filosofía del antihéroe y su presencia en las artes como criaturas altamente complejas, ricas y teatrales, y la vida de una persona con discapacidades que tiene que luchar el doble o el triple para conseguir el mismo resultado que alguien sin ellas, nace la organización Antiheroes Project. Antihéroes es un caso de inclusión a la inversa: en nuestros proyectos hay cabida para todos, porque a fin de cuentas todos tenemos alguna discapacidad, más o menos visible, fácil o difícil de llevar, como la incapacidad de amar, entender o perdonar, y otras tan sencillas como recordar direcciones o entender las ciencias matemáticas.

 

 ¿Por qué Mahagonny como basamento intelectual?

Después de las presentaciones de Ñaque, me quedé pensando en lo que me dijo un miembro de la audiencia, amigo y conocedor de teatro. Según él, la había pasado bien porque la obra era divertida, con buenas actuaciones, de buen gusto y light. Esa palabra consiguió en mí el efecto contrario de lo que se suponía que produjera. Me cayó como un macetazo en la cabeza. A su vez, fue como una iluminación, y es curioso pero light quiere decir ligero, pero también luz. Mi amigo tenía razón; entonces, me dije: José Manuel, la próxima no debe ser light. Contemporánea sí, difícil, algo que representara un reto y que como artista me permitiera decir cosas importantes para la gente de mi tiempo.

Como siempre ando tras las huellas de mis maestros, comencé por buscar una obra de Brecht de la que escuché hablar a Vicente Revuelta cuando llegué al Instituto Superior de Arte. Los estudiantes de años superiores la mencionaban como un ejercicio teatral muy interesante. Teatro Buendía la había montado también, pero en el camino me encontré con Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny, del mismo autor, de paso, un dramaturgo que es como un tabú en nuestra Miami. El argumento incluía la fundación, frente a la playa, de una ciudad creada para el placer por un grupo de delincuentes, acusados de fraude y corrupción. Los acontecimientos de la obra se desencadenan a partir de una crisis económica y la lucha de un inmigrante por salir adelante. Su historia de desamor con una prostituta que venía de La Habana y, por último, un huracán terrible que amenaza con la destrucción de la ciudad. Todos estos elementos me resultaron atractivos y me sonaban “remotamente” familiares. Prostitución y alcohol, la idea de escapar a Benares, una ciudad donde lo espiritual se contrapone al mundo de vicio por dinero  de Mahagonny, completan el cuadro. La obra es difícil, nada light y me daba todo o casi todo lo que estaba buscando. Por eso Mahagonny, y porque muchos de sus personajes son, por supuesto, antihéroes.

 

 ¿Existe relación entre el contexto que narra Brecht (él, alemán) y la hispanidad miamense?

Ascenso y caída… es universal, pero el contexto de la obra original lo trasladamos del cabaret alemán a un club donde se escuchan las voces de ídolos como Toña La Negra, Xiomara Alfaro y Lucho Gatica. De los años 30, la gran depresión y el esplendor sumergido de la entre guerra nos quedamos con poco o nada. Por suerte o por desgracia, Bertolt Brecht está muerto y hemos jugado con sus cenizas, hemos quemado su texto y lo hemos visto renacer, lo hemos visto adaptarse a nuestro proyecto y hemos tenido que aceptar las reglas impuestas por él, pero, sobre todo, nos hemos burlado de su filosofía y de su crítica al capitalismo; Brecht fue de esos marxistas brillantes que vinieron a probar que el capitalismo era un error, al tiempo que trataba de hacer dinero escribiendo guiones para Hollywood.

 

¿Teatro musical?

No, teatro, teatro puro y duro, con mucho ruido y movimiento, con   elementos de la danza y el teatro físico, pero sobre todo teatro, puro teatro como dice La Lupe. La obra originalmente fue concebida por Brecht para la ópera, aunque se ha representado de todas las formas posibles, incluidas la farsa y la tragicomedia. La versión nuestra no conserva nada de la música original de Kurt Weill, el gran compositor alemán del siglo XX, pero tiene temas originales de uno de los nuestros, un músico de este tiempo, de esta ciudad, un músico que trabajó para nuestra Mahagonny y que se llama Juan Carlos Espinosa y con el cual ha sido un gran privilegio trabajar en este proyecto.

 

539938 450969094960861_95981750_n Los integrantes…

Los mencionaré por orden alfabético. Siempre corro el riesgo de que se me olvide alguno porque son doce, pero todos son únicos y maravillosos. Todos los que llegan a ver un ensayo de nosotros se preguntan de dónde ha salido gente tan diversa, tan bella,  tan genuina. ¿Cómo se puede llegar a tener un equipo tan especial? No lo sé, pero aquí están los nombres de todos:

Angélica Kosberg, Bernardo Bernal, Carlos Ortiz, Fernando Goicochea, Gabriel Ochoa, Ivette Kellems, José Salinas, Luis Nalerio, Meeshell Almonte, Paola Escobar, Sebastián Ochoa y Sergio Mora. El equipo lo completan el productor Alex Negrón; diseño de vestuario, Estela Vrancovich;  música, Juan Carlos Espinosa; asistente de dirección, Marangeli Franco; coach de movimiento, Niurca Márquez, y en el diseño de escenografía y las proyecciones, Susy Raffo.

 

 ¿Cuándo estrenan y dónde?

 Durante el mes de Diciembre del actual los días 5 y 6 en el Miami-Dade County Auditorium ; luego se presentará los días 8 y 9 en South Miami-Dade Cultural Arts Center. También nos presentaremos el día 15 en  Hialeah High School Auditorium, y es posible que se concreten dos presentaciones más en el Auditorium del Miami-Dade College, Wolfson Campus para el mes de enero del próximo año.

 

 ¿De que manera Antiheroes Inc. enriquecerá al acontecer cultural de Miami?

Creo que Antihéroes tanto como Mahagonny son  una propuesta arriesgada y eso nunca viene mal para el panorama de una ciudad que crece en todos los indicadores. Por tanto, el arte también tiene que crecer, arriesgarse y hacerse más diverso. Mahagonny ha sido como un laboratorio, un lugar donde hemos crecido juntos y hemos pasado pruebas difíciles. De todas hemos podido salir, desde la pérdida de algún familiar, emergencias médicas, el abandono de algún miembro o el hecho de andar como gitanos, ensayando en nuestras casas, en estudios de danza,  en salones de fiesta o, más recientemente, a la sombra de los árboles de FIU porque no tenemos local de ensayo. Ha sido un gran ejercicio para la vida de cada uno. Nos ha enriquecido culturalmente a todos pero el impacto que tendrá en la vida cultural de la ciudad es algo que está por ver. Hemos hecho talleres, ensayos abiertos, fiestas de recaudación de fondos y apoyado a otros proyectos para que el arte en la ciudad siga adelante. Eso es todo lo que puedo decir de Antihéroes y de Mahagonny; el tiempo y la audiencia dirán lo que queda por decir. Nuestro empeño es hacer un arte honesto, comprometido con lo que está sucediendo en nuestro tiempo y no creo que sea difícil llegar a la gente. La meta es hacer arte incluyendo artistas con diverso background cultural, grupos étnicos, diferentes lenguas y acentos, gente de diversas edades y como ya dijimos, con y sin discapacidades. Creo que en verdad nuestro aporte mayor podría llegar a ser la capacidad o habilidad que tengamos para mostrar el rostro de nuestra comunidad y las historias que tienen lugar en ella.

 


 

El antihéroe que nos ocupa.

José Manuel Domínguez, La Habana, Cuba, 1972. Discípulo de Vicente Revuelta y graduado del Instituto Superior de Arte de La Habana en las especialidades de Actuación y Dirección Teatral. Durante los años 90,  fue miembro del grupo de vanguardia  Teatro El Público, dirigido por Carlos Díaz, participando en diversos montajes dentro y fuera de Cuba entre los que sobresalen: Calígula, de Albert Camus, El rey Lear de William Shakespeare, El Público de Federico García Lorca y Las brujas de Salem, de Arthur Miller.

En el año 2000 emigra a los Estados Unidos donde comienza a desarrollar su carrera como artista independiente. En Miami ha participado en diversos proyectos multidisciplinarios tales como Hostages of the Arts, (FIU 2006), Swallowing the Moon, (Adrienne Arsht Center for the Performing Arts, 2007), y I see a sailor who sees a geisha y Beli full of candies, Inkub8 Studios, 2011 y 2012 respectivamente). En 2010, su unipersonal Hilo, dirigido por Lucia Aratanha, fue invitado a presentarse en el Adrienne Arsht Center for the Performing Arts, Miami, en su serie Incubators del Miami Made Weekend. La obra se estrenó en el Byron Carlile Theater con el apoyo de FunDarte en la serie Miami On Stage durante el mes de Junio del mismo año.

En 2011, Ñaque, o de piojos y actores, del dramaturgo español José Sanchis Sinisterra fue presentada en el TEMFest 2011, (Teatro en Miami Festival) bajo su dirección. Ese mismo año funda junto a un grupo de colaboradores la compañía Antiheroes Project. En Enero 2012, José Manuel dirigió la lectura dramatizada de Nocturno de cañas bravas, del dramaturgo cubano José Corrales para el Congreso de Dramaturgia Cubana del exilio, organizado por el Centro Cultural René Ariza y Cuban Heritage Collection de la Universidad de Miami, dirigido y coordinado por Matías Montes Huidobro. En octubre de este mismo año presenta su trabajo unipersonal, Cuento de Invierno, en Miami Theater Center.

  Su proyecto Mahagonny,  recibió el Community Grant del Miami-Dade Cultural Affairs Department.

En Miami, Domínguez ha trabajado, además, para la radio y el cine, y es un miembro activo de la comunidad con discapacidades de la ciudad. Desde 2009 trabaja para el Miami-Dade College y es miembro del Consejo Asesor de FunDarte.

Para más información: Facebook Antiheroes Proyect o en Tweeter Antiheroes Prjct

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos